Sin gota de agua

La mayoría de las viviendas están en completa escasez del vital líquido