¿Ahogado en deudas?

Ese abanico de deudas no solo afecta nuestro récord crediticio, también el entorno familiar