Se quemó toda la pólvora

En un recorrido realizado esta mañana se percibió que los vendedores de juegos pirotécnicos están contentos con la demanda de este producto y esperan que el 31 de diciembre les vaya igual o mejor.