El gato y el ratón

Las verdaderas amistades se conocen en los momentos claves de la vida, y eso lo sabe muy bien el gato Carlos, quien siempre quiso comerse al ratón Juan