Por buen camino

Una condena inminente se anunció al planeta Tierra en los años ochenta