Ataque israelí a escuela en Gaza mata a 16 e hiere a decenas

Desbloquee la Digestión del Editor de forma gratuita

Un ataque israelí a una escuela que albergaba a palestinos desplazados en Gaza central mató al menos a 16 personas el sábado y dejó heridas a docenas, según funcionarios locales.

El ejército israelí dijo que el ataque en Nuseirat había apuntado a militantes que estaban utilizando estructuras en el área de la escuela Al Jaouni como “escondite e infraestructura operativa” para dirigir y llevar a cabo ataques contra sus fuerzas.

Dijo que había tomado medidas para reducir el riesgo de dañar a civiles antes del ataque del sábado, que ocurrió después de que Benjamin Netanyahu, primer ministro de Israel, dijera a finales del mes pasado que el final de la “fase intensa” de la guerra estaba “muy cerca”.

Sin embargo, el ministerio de salud palestino dijo que, además de las muertes, 50 personas resultaron heridas en el ataque, y acusó a las fuerzas israelíes de cometer una “masacre”.

Philippe Lazzarini, jefe de UNRWA, la agencia de la ONU responsable de los refugiados palestinos, dijo que cerca de 2,000 personas desplazadas se refugiaban en la escuela, que era administrada por la agencia antes de la guerra.

Dijo que 190 instalaciones de UNRWA habían sido alcanzadas desde el inicio de la guerra, resultando en la muerte de 520 personas y 1,600 heridas.

“Demasiadas eran mujeres y niños. Una de las afirmaciones recurrentes (entre otras) de Israel es que nuestras instalaciones son utilizadas por grupos armados palestinos. Estas son afirmaciones que tomo muy en serio”, dijo.

LEAR  La apertura en taquilla de 'Del revés 2' alcanza los $155 millones en el mercado interno.

“Es precisamente por eso que he pedido repetidamente investigaciones independientes para conocer los hechos e identificar a los responsables de los ataques a las instalaciones de la ONU o su mal uso”.

El ataque ocurrió mientras las conversaciones mediadas por Qatar, Egipto y Estados Unidos para asegurar un acuerdo que ponga fin a la guerra en Gaza y libere a los aproximadamente 120 rehenes que aún mantiene Hamas en el enclave están programadas para reanudarse en la próxima semana.

Intentos anteriores de llegar a un acuerdo se han estancado varias veces debido a disputas fundamentales entre Israel y Hamas sobre los términos clave.

Funcionarios estadounidenses han expresado un optimismo cauteloso sobre las últimas conversaciones, con un alto funcionario diciendo a principios de esta semana que Hamas había hecho “un ajuste bastante significativo” a su posición que había creado una “apertura bastante significativa”. Sin embargo, el funcionario advirtió que cualquier acuerdo no se “va a concretar en cuestión de días”.

Estados Unidos y los otros mediadores creen que un acuerdo de rehenes es la forma más realista de poner fin a la guerra y reducir las tensiones regionales, en particular los enfrentamientos casi diarios entre Israel y Hizbolá, el movimiento militante libanés respaldado por Irán.

El ejército israelí dijo que Hizbolá había disparado alrededor de 20 cohetes a la región de Galilea Baja el domingo por la mañana, con paramédicos israelíes informando que un hombre fue llevado al hospital después de resultar gravemente herido por esquirlas. Más tarde dijo que Hizbolá también había lanzado cuatro misiles antitanque a Israel, y que el ejército israelí había respondido con ataques a objetivos en Líbano.

Israel lanzó su asalto a Gaza después del ataque de Hamas el 7 de octubre, durante el cual los militantes mataron a 1,200 personas y tomaron como rehenes a 250, según funcionarios israelíes.

LEAR  Generales israelíes, escasos de municiones, quieren un alto el fuego en Gaza.

Sin embargo, ha sido objeto de una creciente presión internacional por el costo de su ofensiva, que ha matado a más de 38,000 personas, según funcionarios palestinos, y ha alimentado una catástrofe humanitaria en el enclave costero.

Muchas escuelas en Gaza han sido utilizadas como refugios desde el inicio de los combates, que han desplazado a más de 1.7 millones de los 2.3 millones de habitantes del territorio, según la ONU, con muchas familias teniendo que cambiar de ubicación múltiples veces a medida que las fuerzas israelíes han avanzado por la franja.

Otro ataque israelí el mes pasado a una antigua escuela de la ONU en Nuseirat donde miles de palestinos desplazados se refugiaban mató al menos a 35 personas e hirió a otras 74.

Israel dijo en ese momento que había apuntado a militantes de Hamas y la Yihad Islámica que formaban parte de las fuerzas Nukhba que encabezaron el ataque del 7 de octubre.