Devolver lo “social” a la educación socioemocional – y por qué es importante ahora

Puntos clave:

Incluso antes de la COVID-19, los datos revelaron tendencias preocupantes relacionadas con la salud mental de los jóvenes. Entre 2011 y 2019, el número de estudiantes de secundaria que reportaron sentimientos persistentes de tristeza y desesperanza aumentó casi un 10 por ciento, pasando del 28 por ciento al 37 por ciento.

La COVID-19, y el aislamiento e incertidumbre que la acompañaron, solo exacerbó esta tendencia alarmante. Apenas dos meses después del inicio de la pandemia, cerca de un tercio de los estudiantes reportaron sentirse desconectados de los adultos y compañeros en la escuela. Un metaanálisis de 29 estudios que incluyeron a 80,879 jóvenes en todo el mundo, publicado en 2021, mostró que solo un año después del inicio de la pandemia, la prevalencia de la depresión y la ansiedad se duplicó en comparación con las tasas pre-pandémicas. La proporción de jóvenes que consideraban seriamente el suicidio aumentó de manera casi constante desde 2011 hasta 2019, llegando al 22 por ciento en 2021.

Resumen de datos y tendencias de la Encuesta de Comportamiento de Riesgo de la Juventud del CDC: 2011-2021

Las declaraciones de salud pública no se levantaron en los Estados Unidos hasta mayo de 2023. No es de extrañar que, según un artículo sobre las tendencias que preocupan a los educadores, la salud mental de los estudiantes se mantuviera en primer plano en 2024.

¿Cómo empezamos a avanzar en la reversión de estas preocupantes tendencias de salud mental? Reconstruir ese sentido de pertenencia que los estudiantes reportaron haber perdido durante la pandemia es una forma. La investigación muestra que cuando los educadores y administradores se centran en el Aprendizaje Socioemocional (SEL), el clima escolar y la voz de los estudiantes, se produce una sinergia que conduce a resultados que incluyen relaciones más solidarias entre los estudiantes, sus compañeros, sus profesores y sus administradores. En última instancia, tales resultados se traducen en un crecimiento observable para los estudiantes, tanto académica como emocionalmente.

Particularmente para los estudiantes de secundaria, implementar el SEL con prioridad en los aspectos sociales puede contribuir enormemente a crear esta sinergia y un mayor sentido de pertenencia. Esto implica ofrecer oportunidades para que los estudiantes interactúen entre sí y con sus profesores, expresen sus perspectivas y naveguen, en un entorno de apoyo, por los sentimientos y obstáculos que inevitablemente surgen al hacerlo.

LEAR  ELB Learning Lanza MicroBuilder impulsado por IA

Para empezar a considerar cómo aplicar una lente social (ver imagen al final de la página) al SEL para estudiantes de secundaria, es útil volver regularmente a la definición de SEL de CASEL y a la investigación específicamente centrada en adolescentes, ya sea que esté mirando una iniciativa a nivel escolar o instrucción en el aula:

¿Se les da a los estudiantes la oportunidad de poner en práctica los conocimientos, habilidades y actitudes de SEL que están aprendiendo?

¿Pueden reflejar sus valores personales en su trabajo?

¿Encuentran significativo el trabajo que están haciendo?

¿Hay oportunidades para compartir?

¿Cómo pueden responder los estudiantes a sus compañeros?

¿Pueden los estudiantes tomar decisiones y aprender sobre las consecuencias de estas decisiones de manera segura?

Si, después de hacer estas preguntas, necesita descubrir formas de fomentar aún más la interacción social, tanto en persona como en línea, aquí hay algunas sugerencias para comenzar:

Crear un sentido de pertenencia

Según una revisión reciente de la literatura sobre la pertenencia, que generalmente se ha centrado en adolescentes en entornos escolares, la definición más comúnmente utilizada del término se centra en sentir que uno es incluido, aceptado, respetado y apoyado personalmente por otros en la escuela. Por lo tanto, es esencial crear oportunidades que puedan inculcar estos sentimientos.

La tecnología puede ser una ayuda aquí, especialmente porque el tiempo es un bien valioso para los profesores. La tecnología puede permitir que toda una clase comparta opiniones sobre una pregunta o tema central de manera eficiente y en tiempo real. No solo estas opiniones ofrecen vislumbres de cómo los estudiantes se conectan con el material, sino que también pueden sembrar conexiones entre los estudiantes mientras les permite compartir sus perspectivas de una manera segura y de apoyo. Medidas de seguridad, como funciones de moderación incorporadas para que los profesores puedan estar seguros de que lo que se publica es apropiado para compartir, pueden ayudar a facilitar un ambiente así.

LEAR  Darktrace reconocido como el ganador del Socio del Año de Microsoft UK 2024 por Investing.com

Incorporar tiempo para chatear, ya sea de manera estructurada o no, es otra forma de cultivar un mayor sentido de pertenencia. Esto puede ser tan simple como incorporar un chequeo diario o 3-5 minutos para que los estudiantes simplemente hablen. Un enfoque más estructurado, como círculos de construcción de comunidad, podría ser incorporado en ciertos momentos (por ejemplo, al inicio y final de una unidad, después de un descanso escolar, los lunes para comenzar la semana) o regularmente como parte de una reunión de rutina (por ejemplo, período de asesoramiento, clubes, reunión de equipo). De cualquier manera, con consistencia, comenzará a ver beneficios a medida que se forman relaciones y se desarrollan rasgos como la empatía y la confianza.

Este tipo de intercambio no debería ser solo para los estudiantes. Al compartir un poco acerca de sí mismos, los profesores pueden fomentar una mayor relación con los estudiantes en sus aulas.

Designar espacios y materiales compartidos

En la secundaria, como los estudiantes cambian de aulas y profesores con más frecuencia que en grados anteriores, es fácil que se sientan menos conectados con los espacios físicos que ocupan, los materiales que utilizan brevemente y los profesores con los que se encuentran al hacerlo. Dar a los estudiantes responsabilidad sobre su espacio en tu aula y los elementos que utilizan colectivamente, ya sea una biblioteca de aula, un almacén de equipo de ciencias o un carrito de computadoras portátiles, distribuye responsabilidades y también inculca un sentido de comunidad y responsabilidad como parte de ella.

Resolver problemas juntos

La observación está en el corazón de la Teoría del Aprendizaje Social. Partiendo del trabajo de Bandura, la Teoría del Aprendizaje Social propone que la adopción de nuevos comportamientos y conocimientos proviene de observar a otros. Por lo tanto, actividades como discusiones en clase, paneles de colaboración entre compañeros y oportunidades para considerar y aplicar el aprendizaje a escenarios del mundo real pertinentes en grupos pequeños ofrecen la oportunidad de crecer académica, social y emocionalmente. La investigación respalda la incorporación del trabajo en grupo en el aula, señalando habilidades sociales mejoradas, un mayor sentido de pertenencia, la oportunidad de reflexionar y definir la identidad personal, y la oportunidad de apoyar a los compañeros. Especialmente para los adolescentes, la investigación encuentra que este grupo de edad está especialmente centrado en valores y motivado por un sentido de propósito, al mismo tiempo que busca el respeto de quienes los rodean.

LEAR  Athena Ins presenta Seguro Descentralizado para Riesgos DeFi por Chainwire

Alentar la voz de los estudiantes

Si bien existen estándares para guiar el aprendizaje, no están destinados a limitarlo, y el aprendizaje es más efectivo cuando a los estudiantes se les da margen para demostrar el progreso en el aprendizaje. Dar opciones a los estudiantes también les ayuda a encontrar más propósito en el trabajo que completan. Especialmente en los grados de secundaria, los estudiantes realmente buscan propósito en sus tareas.

Permitir que los estudiantes elijan también les da la oportunidad de compartir sus perspectivas sobre cómo el aprendizaje se relaciona con ellos individualmente y como parte de diversas comunidades, desarrollando habilidades de auto-defensa necesarias a lo largo de la vida. Cuando se comparte en voz alta, con otros estudiantes o toda la clase, también fomenta la conexión y el sentido de pertenencia.

Como estas sugerencias demuestran, los educadores están bien posicionados para contribuir de manera inmensurable a los sentimientos de pertenencia y al bienestar mental de los estudiantes. Al mirar de nuevo los planes de lección, la entrega de instrucción y la configuración del aula, entre otros, pueden asumir un papel proactivo en ayudar a revertir las preocupantes tendencias de salud mental a través de mayores oportunidades de interacción social dentro de un ambiente seguro y de apoyo.

Elizabeth Bruce, Ori Learning

Mientras completaba un MEd y en los años siguientes, gran parte de la investigación de la autora Elizabeth R. Bruce se centró internacionalmente, trabajando con organizaciones en diversas áreas, incluida la tecnología educativa. Una vez que la COVID-19 transformó el papel de la tecnología educativa en las escuelas a nivel mundial, volvió su atención a las aulas de los Estados Unidos, utilizando la perspectiva contextual que perfeccionó trabajando en el extranjero para considerar cómo las soluciones en línea y mixtas pueden impactar positivamente en el aprendizaje en las aulas del país.

Últimas publicaciones de eSchool Media Contributors (ver todas)