Hamas enfrenta creciente disidencia pública a medida que la guerra en Gaza erosiona el apoyo.

55 minutes ago by Lucy Williamson & Rushdi Aboualouf, BBC Middle East correspondent & Gaza correspondent

Reuters – A man sits inside a building damaged by Israeli strikes conducted during an operation to rescue four hostages held in Nuseirat refugee camp last month. The man in the video appears distressed, expressing his frustration with the Hamas leadership for the violence and chaos in Gaza.

The video, which was filmed outside a hospital overwhelmed with Palestinian casualties, has sparked a wave of criticism against Hamas in Gaza. Residents are openly denouncing the leadership for their actions, such as hiding hostages in civilian areas and firing rockets from populated areas.

Criticism against Hamas is growing in Gaza, with some residents even naming their donkey carts after the Hamas leader, Yahya Sinwar. The lack of infrastructure and resources to support civilians during the conflict has caused further outrage among the population.

Despite this growing dissent, there are still loyalists to Hamas in Gaza. However, reports suggest that support for the group is waning, with even some Hamas employees expressing doubts about the leadership’s decisions.

The war in Gaza has caused immense suffering and displacement, with social structures breaking down and law and order deteriorating. Criminal gangs have taken advantage of the chaos, leading to further insecurity and violence in the region.

While some still support Hamas, others are increasingly critical of the leadership and calling for a ceasefire with Israel. The situation in Gaza remains complex and volatile, with the true extent of support for Hamas difficult to ascertain. Desplazado del área de Zeitoun de la Ciudad de Gaza con su esposa, hija y madre, y ahora refugiándose en Deir al Balah, dijo que el grupo no era responsable de su sufrimiento.

LEAR  En Ucrania, la reducción de la libertad de prensa causa creciente preocupación.

“Debemos apoyar a [Hamas] porque es el que trabaja en el terreno, el que entiende la batalla – no tú ni yo”, dijo. “Las acusaciones vacías solo sirven a la Ocupación [Israel]. Lo apoyaremos hasta nuestro último aliento.”

Anadolou vía Getty Images

Después de casi nueve meses de guerra, un trabajador humanitario dijo que Gaza estaba en un “estado de anarquía”

Una encuesta regular realizada por un grupo de expertos con sede en Cisjordania, el Centro Palestino para la Investigación de Políticas y Encuestas, afirma que la mayoría de las personas en Gaza siguen culpando a Israel y sus aliados por la guerra, en lugar de a Hamas.

La última encuesta en junio dijo que casi dos tercios de los encuestados en Gaza estaban satisfechos con Hamas – un aumento de 12 puntos desde diciembre – y sugirió que aproximadamente la mitad aún preferiría que Hamas gobernara Gaza después de que termine la guerra, sobre cualquier otra opción.

Vistazos a través de resquicios en el bloqueo mediático alrededor de Gaza nunca pueden dar una evaluación completa de la situación. A los periodistas internacionales se les prohíbe por parte de Israel y Egipto informar sobre la situación allí de primera mano.

Lo que está claro es que Hamas sigue siendo muy sensible a la opinión pública.

Mensajes sorprendentemente similares aparecen regularmente en ciertas plataformas de medios sociales para justificar sus acciones, a menudo aparentemente en respuesta a críticas en casa.

Una fuente familiarizada con Hamas le dijo a la BBC que había una red internacional organizada para coordinar la mensajería en redes sociales para el grupo.

LEAR  El presentador de televisión independiente aumentando el apoyo a la extrema derecha en Francia

Después de que familias israelíes publicaran un video mostrando el momento en que unidades de Hamas secuestraron a soldados femeninas el 7 de octubre, algunos en Gaza cuestionaron si apuntar a mujeres durante la guerra estaba en línea con la enseñanza islámica.

En respuesta, varias cuentas pro-Hamas en redes sociales difundieron mensajes similares insistiendo en que los soldados – masculinos o femeninos – eran objetivos militares justificados, y diciendo que la unidad había estado involucrada en disparar a manifestantes gazatíes durante manifestaciones hace seis años.

Las críticas a Hamas se están volviendo más agudas, y las divisiones enterradas desde hace mucho tiempo sobre el gobierno de Hamas en Gaza se están volviendo claras.

De la destrucción dejada por la batalla de Israel con Hamas, está emergiendo una nueva guerra: una batalla por el control de la opinión pública dentro de Gaza misma.