OPINIÓN: Las universidades deben hacer un mejor trabajo ayudando a los estudiantes a navegar lo que viene a continuación.

La educación superior finalmente ha comprendido la idea de que la universidad debería ayudar mejor a preparar a los estudiantes para sus carreras.

Ya era hora: Reconocer que los estudiantes no siempre entienden la conexión entre sus cursos y posibles carreras es un problema de larga data que debe abordarse.

Hace más de 20 años, co-escribí el exitoso libro “Crisis de los veintitantos”, uno de los primeros libros en explorar la transición de la universidad al mundo laboral. Encontramos, anecdóticamente, que los recién graduados se sentían insuficientemente preparados para elegir una carrera o hacer la transición a la vida laboral. En ese momento, las instituciones de artes liberales en particular no veían la preparación para la carrera como parte de su rol.

Aunque se ha avanzado algo desde entonces, las instituciones aún pueden hacer un mejor trabajo conectando sus misiones educativas y de movilidad económica; investigaciones recientes indican que los graduados universitarios están teniendo dificultades para poner en práctica sus títulos.

Mejorar la preparación para la carrera puede ayudar no solo con el empleo, sino también con la retención y finalización de los estudiantes.

Creo que si los estudiantes tienen un plan de carrera en mente, y si entienden mejor cómo los cursos les ayudarán a tener éxito en el mundo laboral, será más probable que completen esos cursos, persistan, se gradúen y tengan éxito en su búsqueda de empleo.

Los estudiantes de primera generación, en particular, cuyos padres a menudo carecen de experiencia universitaria, pueden no entender por qué necesitan tomar un curso como cálculo, que, a simple vista, no parece prepararlos para la mayoría de los trabajos en el mundo laboral.

Ellos se beneficiarán profundamente de una comprensión más clara de cómo esos cursos requeridos se conectan con sus elecciones profesionales y habilidades.

LEAR  Para enseñar matemáticas de manera efectiva, California debe enfocarse en un aprendizaje profundo y conceptual.

Reconocer la necesidad de que la educación superior demuestre mejor las conexiones entre los cursos y las carreras, y su papel en la preparación para el mundo laboral, es un primer paso importante.

Tomar medidas para mejorar estas conexiones posicionará mejor a los estudiantes e instituciones. Preparar mejor a los estudiantes para el mundo laboral aumentará sus tasas de éxito y, a su vez, mejorará la clasificación de las universidades en medidas de éxito estudiantil.

Esto podría requerir un cambio cultural en algunos casos, pero dada la creciente costo de la matrícula, es necesario que las instituciones piensen en el retorno de inversión para los estudiantes y sus padres, no solo en términos intelectuales sino también monetarios.

Este cambio podría ayudar a facilitar la tan necesaria movilidad social y económica, especialmente para los estudiantes que toman préstamos para asistir a la universidad.

Artículos recientes e investigaciones sobre las bajas tasas de colocación laboral para graduados universitarios a menudo sugieren que las pasantías proporcionan la conexión necesaria entre la universidad y las carreras. La experiencia del mundo real es importante, pero existen otras formas de hacer que un título universitario sea más relevante para la carrera.

1. Explicar las conexiones a los estudiantes. El plan de curso es una oportunidad para hacer esta conexión para los estudiantes. Los profesores pueden explicar cómo los diferentes temas y textos del curso se traducen en habilidades laborales y proporcionar ejemplos reales de esas habilidades en acción. En algunos casos, sin embargo, esto podría ser difícil de vender para los profesores que han pasado sus carreras en la academia y no ven el asesoramiento profesional como parte de su trabajo.

Pero proporcionar esta información adicional para los estudiantes no necesita ser un gran esfuerzo y puede hacerse en colaboración con el personal del campus, como los consejeros de servicios profesionales. Estas conexiones también se pueden hacer en los catálogos de cursos, en los sitios web de los departamentos y a través de seminarios para estudiantes.

LEAR  Más allá de los lemas, las universidades pueden hacer más para enseñar sobre la complejidad y la convivencia.

2. Crear conciencia sobre carreras realistas. Muchos estudiantes comienzan la universidad con el objetivo de ingresar a una profesión comúnmente conocida, como médico, abogado o maestro, entre otros. Sin embargo, hay cientos de trabajos, como la investigación y defensa de políticas públicas, con los que los estudiantes pueden no estar tan familiarizados. Las universidades deberían proporcionar información más detallada sobre una amplia gama de carreras que los estudiantes quizás nunca hayan considerado, y cómo los cursos pueden ayudarles a ingresar en esos campos. El aprendizaje experiencial puede brindar buenas oportunidades para probar carreras que se ajusten a los intereses de los estudiantes, para ayudar a determinar la elección correcta.

Una mayor conciencia de las opciones laborales también puede servir como motivación para los estudiantes a medida que formulan sus metas y planes. Los trabajos pueden describirse a través de los mismos canales de información mencionados anteriormente, junto con ejemplos de cómo se utilizan los cursos en cada trabajo.

3. Hacer de las conexiones entre cursos y carreras una prioridad en todo el campus. Los líderes universitarios deben hacer hincapié a los profesores sobre la importancia de preparar mejor a los estudiantes para las carreras. La movilidad económica es cada vez más importante para las instituciones y el público en general, y los consumidores ahora se basan en información sobre los resultados laborales al elegir universidades (por ejemplo, consulte el College Scorecard).

Los profesores pueden estar seguros de que agregar la preparación para la carrera a un título universitario no disminuye su valor educativo, al contrario; habilidades de pensamiento crítico y analítico, por ejemplo, son de suma importancia para los programas de artes liberales y los empleadores potenciales. Simplemente demostrar esas conexiones no cambia el contenido u objetivos de los cursos.

LEAR  Los bonos del Tesoro ganan mientras los mercados reevalúan las 'operaciones de Trump' después de que Biden se retira.

4. Ayudar a los estudiantes a traducir sus cursos para el mercado laboral. Más allá de entender las conexiones entre los cursos y las carreras, los estudiantes deben saber cómo articularlas. Las entrevistas de trabajo son antinaturales para cualquiera, especialmente para los estudiantes nuevos en el mundo laboral, y aún más para aquellos que son los primeros en sus familias en graduarse de la universidad.

Los centros de carreras a menudo proporcionan consejos para las entrevistas a los estudiantes, nuevamente, si los estudiantes buscan esa ayuda, pero se debe hacer especial énfasis en ayudar a los estudiantes a reflexionar sobre sus cursos y traducir las habilidades y conocimientos adquiridos para los empleadores.

Un portafolio puede ayudarles a lograrlo, y puede desarrollarse en intervalos regulares durante el tiempo de un estudiante en el campus, ya que reflexionar sobre varios años de cursos de una sola vez puede ser desafiante. Un Seminario de Último Año puede promover aún más la preparación para el mundo laboral y vincular las habilidades profesionales adquiridas a lo largo de la estancia en el campus.

Al realizar estos cambios simples, las instituciones pueden liderar en concienciar a los estudiantes y al público sobre los beneficios de la educación superior.

Abby Miller, socia fundadora de ASA Research, ha estado investigando sobre educación superior y desarrollo laboral durante más de 20 años.

Esta historia sobre la universidad y las carreras fue producida por The Hechinger Report, una organización de noticias independiente y sin fines de lucro enfocada en la desigualdad y la innovación en la educación. Regístrate para el boletín informativo de Hechinger.