“Protestantes anti-impuestos traumatizados por secuestros, dicen abogados”

Manifestantes contra los impuestos en Kenia que fueron secuestrados la semana pasada como parte de una represión han quedado traumatizados, según abogados. Se estima que 35 personas sospechosas de liderar las manifestaciones contra el proyecto de ley de finanzas, que desde entonces ha sido retirado, fueron arrestadas en una operación supuestamente orquestada por una unidad de inteligencia policial. La mayoría de los secuestrados han sido liberados desde entonces, aunque la Sociedad de Derecho de Kenia le dijo a la BBC que 10 activistas siguen desaparecidos. El portavoz del gobierno, Isaac Mwaura, defendió las acciones de la policía, diciendo que “elementos criminales que querían un golpe de estado” habían intentado aprovecharse de las protestas pacíficas. Algunos describieron cómo les confiscaron sus teléfonos y computadoras portátiles y sufrieron experiencias horribles en habitaciones oscuras. “La mayoría de ellos están visiblemente afectados y no quieren hablar”, dijo Faith Odhiambo, presidenta de la Sociedad de Derecho de Kenia (LSK), a la BBC. Las protestas lideradas por jóvenes comenzaron la semana pasada, con miles de manifestantes marchando en gran parte pacíficamente en la capital, Nairobi, y en todo el país contra un polémico proyecto de ley de finanzas que habría aumentado los impuestos. Pero las tensiones aumentaron bruscamente el martes por la tarde después de que agentes de policía abrieran fuego contra los manifestantes fuera del parlamento, que fue invadido por las multitudes. Al menos 23 manifestantes murieron en la violencia del martes, según una asociación de médicos. Al día siguiente, el presidente William Ruto cedió a la presión y dijo que retiraría el proyecto de ley, aprobado por los diputados el martes. También reafirmó su promesa electoral de poner fin a los secuestros instigados por el estado como herramienta política en medio de la ola de desapariciones. Su vicepresidente, Rigathi Gachagua, culpó al Servicio Nacional de Inteligencia (NIS) de la policía por los secuestros. El miércoles, el Sr. Ruto dijo que todas las personas secuestradas habían sido liberadas, pero los grupos de derechos humanos disputan esto, y la Sra. Odhiambo dijo que mientras el presidente hablaba, 12 personas seguían desaparecidas. “Pero dos han sido localizadas. Uno de ellos fue encontrado ayer abandonado en una plantación de té desnudo”, dijo. Muchos de los liberados no tenían lesiones físicas pero quedaron tan traumatizados que no querían hablar sobre su experiencia, dijo la presidenta de la LSK. “Algunos fueron abandonados en plantaciones fuera de Nairobi, mientras que otros fueron arrojados en los arcenes y quedaron realmente conmocionados.” Algunos dijeron que ahora solo querían ir a sus hogares en el pueblo ya que no se sienten seguros en la ciudad y otros hablaron de abandonar el país por completo, agregó. La mayoría de ellos tienen menos de 30 años y fueron sacados de las calles o de sus hogares por pistoleros de paisano que se cree que son policías. La mayoría había sido vocales sobre las protestas contra los impuestos en X Spaces, una función que permite a los usuarios organizar conversaciones de audio en vivo con otros en la plataforma anteriormente conocida como Twitter. Dijeron que sus secuestradores les preguntaron sobre su contribución a las protestas y quién los financiaba. “A algunos se les preguntó quién les daba las ideas para protestar”, dijo la Sra. Odhiambo. George Diano, uno de los primeros secuestrados, en una publicación en X detalló parte del trauma que había sufrido y pidió a la gente que rezara por aquellos que aún estaban desaparecidos. “Nunca es fácil en manos de esos animales sangrientos. Muchos no hablarán, pero realmente te hacen daño”, dijo el Sr. Diano. Austin Omondi, un médico conocido como Ja Prado en las redes sociales, que había estado organizando donaciones de sangre para los heridos durante las protestas, también fue secuestrado. Fue retenido durante seis horas y luego liberado después de que los médicos amenazaran con hacer huelga, dijo Davji Atellah, secretario general del Sindicato de Médicos, Farmacéuticos y Dentistas de Kenia, al programa Newsday de la BBC. “No ha hablado desde que salió de la custodia porque le hicieron amenazas contra su vida si revelaba lo que sucedió cuando fue secuestrado”, dijo el Sr. Atellah. La Comisión de Derechos Humanos de Kenia, financiada por el estado, dijo que había ayudado a asegurar la liberación de más de 300 personas que habían sido “detenidas ilegalmente”. Se cree que esto se refiere a personas arrestadas durante las protestas. La presidenta del Tribunal Supremo, Martha Koome, condenó los secuestros, diciendo que constituían un ataque directo al estado de derecho. Anteriormente, el Tribunal Superior aprobó el uso de la fuerza militar para restablecer el orden dado que la policía estaba abrumada durante las protestas. Un juez dijo que el despliegue militar era fundamental para proteger las instalaciones gubernamentales pero dio a las autoridades dos días para aclarar cuánto tiempo duraría el despliegue, junto con sus reglas de enfrentamiento. El Sr. Mwaura le dijo a la BBC que la retirada del proyecto de ley de finanzas fue un “golpe enorme” para el gobierno ya que dejó un “gran agujero” en el presupuesto. “Realmente es un gran revés”, dijo el Sr. Mwaura, culpando a los kenianos “desinformados” por oponerse a él. “Hubo una campaña muy bien coreografiada, tanto a nivel local como internacional, para desinformar a las personas y crear una revuelta”. Please rewrite this text.

LEAR  "El podcast de Travis Kelce 'Nuevas Alturas' impulsado por el efecto Taylor Swift"