La métrica de inflación preferida por la Reserva Federal cae a 2.6%

Manténgase informado con actualizaciones gratuitas

La inflación en Estados Unidos se desaceleró al 2,6 por ciento en el año hasta mayo, según la métrica que la Reserva Federal utiliza para fijar su objetivo de presiones de precios, manteniendo al banco central en camino de al menos un recorte de tasas de interés este año.

Los datos del viernes, publicados por la Oficina de Análisis Económico, sobre el índice de gastos de consumo personal estuvieron en línea con las expectativas de los economistas de que la inflación general en Estados Unidos bajaría ligeramente desde el 2,7 por ciento en abril.

El “núcleo” del IPC, que ignora los cambios en los precios de alimentos y combustibles, fue del 2,6 por ciento, en línea con las expectativas de los economistas encuestados por Reuters de una caída de 0,2 puntos porcentuales desde el 2,8 por ciento en abril. Fue la lectura más baja desde marzo de 2021.

El objetivo de la Fed para el índice PCE general es del 2 por ciento al año.

La tasa mensual del índice general fue plana, mientras que los precios base aumentaron solo una décima de punto porcentual, lecturas que están en línea con el objetivo anual del 2 por ciento.

La próxima votación de fijación de tasas de los funcionarios de la Fed será el 31 de julio. Los mercados esperan aproximadamente dos recortes de un cuarto de punto este año, con una probabilidad ligeramente superior al 50 por ciento de que el primero sea en septiembre, la decisión de política final antes de las elecciones presidenciales del 5 de noviembre.

LEAR  Ex-Manchester United Nicky Butt condenado por golpear a un motociclista.

Sin embargo, Eswar Prasad, profesor de la Universidad de Cornell, describió un movimiento en septiembre como “una propuesta de baja probabilidad dada la gradual disminución de la inflación”.

“Según las tendencias actuales, las probabilidades son mejores para un recorte más adelante en el año”, dijo.

Aunque las presiones inflacionarias se han reducido en los últimos meses, datos decepcionantes a principios de año han llevado al banco central a retrasar el inicio de un ciclo de recorte de tasas.

Ryan Sweet, economista jefe de Estados Unidos en Oxford Economics, dijo que la lectura fue “una noticia alentadora” y, aunque la Fed aún no estaba “ni cerca de estar lista para declarar la victoria”, la desaceleración en el mercado laboral se estaba convirtiendo en un factor más importante en su toma de decisiones.

“La Fed tiene que enhebrar una aguja donde continúan reduciendo la inflación, pero no mantienen las tasas demasiado altas durante demasiado tiempo y causan tensiones en el mercado laboral”, dijo Sweet.

Ajay Rajadhyaksha, presidente global de investigación en Barclays Bank, dijo que los números de inflación de mayo eran alentadores, pero era importante recordar que era solo un mes. Aun así, dijo, “la única incógnita” en su mente era sobre una posible desaceleración brusca que se avecina en el mercado laboral.

“Nada concentra tanto la mente de un banquero central como el mercado laboral empezando a desmoronarse”, dijo.

Brett Goldstein, vicepresidente senior de gestión de cartera de jubilación de EE. UU. en Franklin Templeton Investment Solutions, dijo que los datos “merecen una reacción moderada” dado que estaban en línea con las expectativas.

LEAR  Nigeria multa a Meta con $220 millones por violar leyes de protección de datos y derechos del consumidor.

“El mercado está tratando de averiguar si habrá un recorte de tasas en septiembre. Hay salidas a lo largo del camino hacia septiembre, y acabamos de pasar una salida”, dijo.

Las acciones en Estados Unidos alcanzaron brevemente máximos intradía durante la sesión de la mañana, pero el rally se quedó sin fuerza. El S&P 500 cerró un 0,4 por ciento más bajo en el día, mientras que el Nasdaq Composite cayó un 0,7 por ciento.

Un rally en bonos del gobierno a principios de la sesión se desvaneció a medida que los rendimientos, que se mueven inversamente al precio, subieron. El rendimiento de la nota del Tesoro a dos años, sensible a la política, alcanzó un mínimo de dos semanas después de la publicación de los datos, pero revirtió su curso para cotizar 0,03 puntos porcentuales más alto al 4,75 por ciento el viernes por la tarde. El rendimiento de la nota del Tesoro de referencia a 10 años subió 0,09 puntos porcentuales a un máximo de dos semanas del 4,38 por ciento.

Reporte adicional de Martha Muir