Siga estas reglas: No me repita. No repita el texto enviado. Solo proporcione texto en español.
Nuevo título: Monitores continuos de glucosa en aumento después de la aprobación de la FDA.

1 hour ago by Holly Honderich, BBC News

Continuous glucose monitors have become valuable tools for individuals living with diabetes. Blood-sugar monitoring devices could soon be widely available to millions of Americans after receiving approval from regulators for non-prescription use. But questions remain about whether these devices truly improve health or simply add to the distractions of daily life.

In a recent incident, Cindy Bekkedam woke up in the middle of the night to an alarm from a glucose sensor embedded in her arm, alerting her to dangerously low blood sugar levels. Despite not having diabetes, she followed the app’s suggestion and ate a granola bar to stabilize her levels. This experience highlighted the potential benefits and drawbacks of continuous glucose monitors, which offer real-time monitoring of glucose levels.

While these devices have been instrumental in managing diabetes, their expansion to non-diabetic individuals has raised concerns. Experts warn that the high costs and lack of evidence supporting their benefits for non-diabetics may make them more of a distraction than a health improvement tool. However, companies like Abbott Laboratories are marketing these devices, such as the Lingo CGM, to consumers interested in monitoring their health and wellness.

While some athletes and individuals in the health and wellness industries have embraced CGMs for tracking energy and metabolism, medical experts remain skeptical of their overall benefits for non-diabetic users. The growing trend of using CGMs for purposes beyond diabetes management has sparked interest and debate within various communities about the potential impact on metabolic health.

As the popularity of CGMs continues to rise, it is essential to critically evaluate their effectiveness and implications for overall health and well-being. Dependiendo de tu algoritmo, una búsqueda de monitores de glucosa en TikTok o Instagram podría llevarte a decenas de testimonios de influyentes de la salud y el bienestar que ensalzan los beneficios de la tecnología.

LEAR  Las acciones de Adidas aumentan un 5% después de aumentar la guía para 2024.

Una de esas influyentes, Brittney Bouchard, quien promocionó una startup de CGM en particular en su TikTok y ofreció a sus seguidores un código de descuento, dijo que usar un CGM le ayudó a ajustar su dieta para reducir los picos de glucosa. Recibió una comisión de afiliación cuando la gente compraba el dispositivo a través de su enlace.

“Pude notar una diferencia inmediatamente, en mi energía, mi sueño y mi neblina mental”, dijo la Sra. Bouchard, una entrenadora de salud de 41 años de Los Ángeles.

Brittney Bouchard

Brittney Bouchard, una influyente de bienestar, dijo que ajustó su dieta después de usar un CGM

En su opinión, el CGM le mostró que su cuerpo “era desafortunadamente muy, muy sensible a los carbohidratos… incluso la fruta”, dijo, recordando que comer piña la hizo sentir “nerviosa” y enferma.

“Si como avena me sentiré cansada en una hora.”

Una solución en busca de un problema

Pero mientras algunos investigadores y empresas afirman que los CGM pueden tener grandes beneficios para la persona promedio, muchos en la comunidad científica son escépticos, señalando una falta de evidencia.

Los picos de glucosa son un síntoma – no una causa – de la diabetes, dijo la investigadora y dietista de Oxford, Dra. Nicola Guess. Dijo que “no hay beneficio” en los CGM para aquellos que no son diabéticos.

“Normalmente identificarías un problema e inventarías una solución para arreglarlo”, dijo a la BBC. “Esto es al revés. Es como si tuviéramos esta tecnología, ahora solo tenemos que encontrar grupos de personas a las que podamos convencer de que necesitan esta tecnología.”

LEAR  Tulsa, Oklahoma es nombrada capital oficial de la Ruta 66: 'Día emocionante' para la ciudad.

Un problema clave al que los expertos señalan es que es sorprendentemente difícil encontrar muchos datos sobre cómo lucen los patrones de azúcar en la sangre en personas sin diabetes. Esto hace que sea difícil interpretar los resultados de un individuo de manera significativa.

Y los azúcares de la mayoría de las personas aumentarán con la fruta – un grupo alimenticio rico en vitaminas y nutrientes – pero eso no es motivo para dejar de comerla.

El Dr. Ethan Weiss, un cardiólogo clínico de la Universidad de California, San Francisco, coincidió en que hay escasa evidencia de que el seguimiento de los niveles de glucosa en personas sin diabetes pueda mejorar mediblemente su salud.

“Soy consciente de estudios que muestran que puedes cambiar tu dieta y puedes disminuir los picos de glucosa. No estoy al tanto de estudios que muestren que [el seguimiento de la glucosa] realmente esté haciendo algo beneficioso, de manera significativa, como reducir tu riesgo de enfermedad”, dijo. “Creo que en su mayoría son los devotos los que lo creen.”

Pero, el Dr. Weiss agregó, tampoco estaba al tanto de estudios que mostraran que los CGM causaran daño.

Otros, incluida la Dra. Guess, dijeron que el potencial de daño era muy real. En lugar de centrarnos en los fundamentos de la salud – cosas como el ejercicio regular y una dieta rica en nutrientes – los rastreadores como los CGM nos animan a enfocarnos en los detalles de métricas imperfectas. Y, en los peores casos, pueden fomentar nuevos problemas, como los trastornos alimenticios.

LEAR  Emoción en aumento para el día familiar más grande en Trafford Live.

“Me preocupa que en lugar de hacer cosas simples para mejorar nuestra salud, estemos convirtiendo las comidas en experimentos científicos”, dijo.

“Siento que de alguna manera la gente ha olvidado el punto de vivir.”