Charli XCX puede haber capturado las listas de éxitos, pero Charli XCX capturó el espíritu de la época

It’s a tale as old as time in the music industry: the battle between commercial success and artistic integrity. Swift, with her calculated reissue strategy, represents the former, while Charli XCX, with her uncompromising vision and critical acclaim, embodies the latter. Both artists have their own definitions of success, and both have achieved it in their own ways.

Ultimately, the music industry is a complex ecosystem where artists must navigate the fine line between artistry and commerce. Swift’s aggressive reissue strategy may rub some fans the wrong way, but it’s undeniable that it has helped her maintain her status as one of the biggest stars in the world. Meanwhile, Charli XCX’s refusal to conform to industry norms has earned her a dedicated fan base and critical acclaim.

At the end of the day, success in the music industry is a multifaceted beast, and both Swift and Charli XCX have found their own paths to achieving it. Whether you prioritize chart positions or critical acclaim, there’s no denying that both artists have made a significant impact on the music world – and will continue to do so for years to come.

Incluso si ella simplemente está lanzando versiones de lujo por capricho, el daño a los ojos de los fanáticos y observadores está hecho; en la luz más dura, se podría decir que su aparente constante impulso por la dominancia comercial hace que sus versiones de álbumes Taylor’s Version, enmarcadas como un intento de una vez más poseer su música después de que los masters de sus primeros seis álbumes fueran vendidos en su contra, parezcan una justificación de mala fe para otra serie de reediciones de álbumes.

LEAR  Las acciones de Sarepta se disparan tras lograr una aprobación de 'Grand Slam' en la distrofia muscular| Investor's Business Daily

Un correo electrónico semanal completo sobre todo lo relacionado con Taylor Swift

Taylor Swift: Fortnight ft Post Malone – video

Me considero fan de Charli y Swift. Para mí, el aspecto más preocupante de Swift “queriendo [éxito] más que nadie”, como lo dijo Del Rey, es la idea de que su impulso comercial está superando la meticulosa artesanía de canciones y control de imagen que hicieron que discos como Red de 2012 y Speak Now de 2010 fueran clásicos definitorios de la era. Para Swift, parece que el éxito creativo ya no es tan satisfactorio como vender la mayor cantidad de discos y pasar la mayor cantidad de semanas en el No 1. Parte de la razón por la que TTPD se siente como uno de sus discos más viciados, con la respuesta crítica para probarlo, es que, con 30 canciones, es exagerado y distendido, sus muchas pistas de bonificación parecen servir solo para impulsar sus reproducciones semanales.

Una versión mucho más corta del disco – como la lista de reproducción de 10 pistas “Menos Poetas Atormentados” que suelo escuchar – me parece mucho más exitosa que la versión “oficial” de 30 pistas. Pero el hecho de que una lista de reproducción así incluso se sintiera necesaria te dice mucho sobre cuánto trabajo ha sido esta era completa de la carrera de Swift incluso para los fanáticos dedicados.

Cuando esté preparando su seguimiento, podría hacer bien en seguir el ejemplo de Charli: Brat es un regreso sin disculpas a los estilos de música electrónica underground después de la coqueteo de Crash con las tendencias pop mainstream, y sin embargo, es su mayor éxito comercial y crítico hasta ahora. Más importante aún, es el disco de Charli que suena más vital y clarificado de todos. Tienes la sensación de que, incluso si se hubiera hundido como una piedra, ella podría haberlo considerado un éxito de todos modos.

LEAR  "No leas solo un libro sobre Sri Lanka": VV Ganeshananthan sobre su novela de guerra civil | Ficción