Policía rodea atrio de la catedral San Pedro Apóstol en la ciudad de Matagalpa

La iglesia católica conmemora ayer la Natividad de la Virgen María y la Conferencia Episcopal de Nicaragua invitó a los católicos a una jornada de oración por Nicaragua

Cuando la procesión ingresó al templo, al menos tres patrullas policiales se aparcaron en la esquina noroeste de la Catedral. HOY/Luis Eduardo Martínez

Agentes de las fuerzas especiales de la Policía mantuvieron rodeado el atrio de la catedral San Pedro Apóstol en la ciudad de Matagalpa, luego de una procesión con la imagen de la Virgen Niña en la que algunos feligreses gritaban vivas a Nicaragua, reclamaban justicia y pedían la libertad de presos políticos.

La Iglesia Católica conmemoraba este domingo la Natividad de la Virgen María y la Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN) invitó a los católicos a comenzar en esta fecha una jornada de oración por Nicaragua que se extenderá hasta el 15 de septiembre próximo.

Lea también: Asedio y hostigamiento en contra del párroco de la iglesia San Jerónimo de Masaya

La actividad, denominada #JornadadeOraciónxlaPatria, es convocada por la Conferencia Episcopal de Nicaragua del 8 al 15 de septiembre.

En la parroquia San Pedro Apóstol la jornada de oración comenzó con una catequesis denominada Padre Nuestro y dirigida a niños y fieles en el templo San Felipe de Molagüina, de donde partió la procesión a la catedral.

Durante el recorrido, los fieles entonaron cantos dedicados a la Virgen María, y algunos portaban banderas de Nicaragua con el escudo al revés y con un lazo negro, coreando consignas como “la iglesia unida jamás será vencida”, además de “Rolando, amigo, el pueblo está contigo”, en alusión al obispo de la Diócesis de Matagalpa, monseñor Rolando José Álvarez Lagos.

También recordaron a Eddy Montes Praslín, el preso político asesinado el 16 de mayo en el Sistema Penitenciario Jorge Navarro, coreando varias veces “Eddy Montes, presente”, seguido del clamor de “justicia, justicia, justicia”.

Puede interesarle: Aníbal Toruño, propietario de Radio Darío: “La orden de matarme estaba dada”

Cuando la procesión ingresó al templo, al menos tres patrullas policiales se aparcaron en la esquina noroeste de la catedral y los agentes del Grupo de Intervención Rápida rodearon de inmediato el atrio, donde permanecía un grupo de jóvenes que entonó el Himno Nacional.

Una vez iniciada la misa, que presidió el sacerdote Sadiel Eugarrios, vicario parroquial, los policías cambiaron de posición, trasladándose a la acera del Colegio Diocesano San Luis Gonzaga y a la esquina noroeste de la catedral.

Al final de la misa, el padre Eugarrios comentó que la intención especial del día fue “la paz que tanto necesitamos en nuestra patria”.

Además lea: Cámaras del sector privado de Centroamérica condenaron el ataque de las turbas orteguistas al presidente del Cosep

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

...

Notas Relacionadas