Llegan al Roberto Huembes desde los Pueblos Blancos

Tres comerciantes viajan diario al centro de compras para ganarse la vida

En los puestos de estos marchantes encuentra variedad. HOY/ Perla Gutiérrez

HOY

En la nave central del mercado Roberto Huembes, hay un pasillo que llama mucho la atención de la clientela.
Ahí encuentra huevos de amor, cuajada seca y fresca, crema, maíz pujagua, frijol nuevo: blanco y rojo, además de frutas de temporada como pitahaya, limón, tamarindo, naranja, entre otras.

Todos estos productos son traídos desde Diriomo y algunos departamentos.
Celsa Flores, quien lleva más de 20 años vendiendo en ese lugar, cuenta que todos los días viaja junto a otros colegas desde los Pueblos Blancos al centro de compras. Su clientela es amplia, dice, pues los productos que ellos ofrecen son cotizados durante todo el año.

“Hay días buenos y días malos, pero Dios no desampara, siempre ganamos lo suficiente para sobrevivir”, manifiesta Flores.

Buena comunicación

Son tres comerciantes que vienen desde los Pueblos Blancos a vender al Roberto Huembes. HOY/ Perla Gutiérrez

La marchante asegura que ella también trae desde los Pueblos Blancos encargos especiales a los clientes. Eso le ha permitido mantener una buena comunicación con ellos y generar siempre ingresos.

“Lo que me digan, yo les puedo traer. Si quieren gallinas, con gusto; huevos de amor que a veces no metemos porque están caros, por ejemplo; ahorita la docena está a 70, 80 córdobas, también le traemos, lo importante también es que la persona sea cumplida”, cuenta la señora.

El comerciante Rolando Martínez menciona que sus productos más vendidos son la cuajada seca y fresca y el frijol blanco. También tiene más de veinte años de vender en el centro de compras.

“Tenemos varios años vendiendo lácteos y algunos granos básicos, gracias a Dios hemos logrado mantener a los clientes que siempre nos buscan y conocen la calidad de nuestro producto. Las ventas se mantienen en el rango de regular, ahí vamos, siempre al suave saliendo adelante, pero no nos podemos quejar”, comenta el vendedor.

Productos baratos
Los comerciantes todos los días llegan a trabajar. Desde las nueve de la mañana están activados, a la disposición del cliente.

Los precios que ofrecen son asequibles al bolsillo del cliente, los frijoles se cotizan a 16 córdobas la libra. Respecto a los lácteos, los marchantes aseguran que los precios varían cada día, pero siempre son favorables.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

...

Notas Relacionadas