José Ramón Miranda, el catrín del Huembes

Asegura que Dios lo vistió así y se siente bien lucir elegante mientras vende

Hace dos años la vida de José Ramón dio un giro positivo. Dejó los vicios, vagancias y el mundo malo que estaba consumiendo lo mejor de su personalidad. HOY/Óscar Navarrete

Bajo el imponente sol y sofocante calor de Managua, un muchacho de 23 años camina entre las rutas capitalinas buscando el alimento diario. Pero algo en él llama poderosamente la atención: su vestimenta elegante; un conjunto de saco, camisa manga larga, corbata, pantalón fino y zapatillas bien lustradas. “Parece empresario”, dice la gente que lo mira.

Bien catrín anda de un lado a otro José Ramón Miranda Mejía en la estación de buses frente al mercado Roberto Huembes. Desde hace dos años, es vendedor ambulante de mango, helados y agua helada.

“¡Mango, mango… Lleve su mango!”, dice mientras se seca las gotas de sudor de su frente con la mano que lleva libre. Sonríe a la clientela y ofrece lo que lleva.

Lea también: Grandes Crímenes|El falso suicidio de Mabel

Alguien saca unas monedas de sus bolsillos y le compra, y mientras termina de atenderlo le preguntan de su traje. Lo miran curioso, asustados y otros quieren reír. Él sigue su afán imperturbable.

“Me pongo los sacos, las zapatillas y corbatas porque así me vistió el Señor, así tengo que andar… Algunos me dicen que me voy a ahogar, que voy a sentir calor con la ropa, pero la verdad de las cosas es que uno se acostumbra. Hay otros que me halagan, me dicen que me miro bien trabajando así en el mercado, que les doy seguridad. Me toman fotos y me hace sentir bien”, cuenta José Ramón.

Sin embargo, no siempre la vida le sonrió tanto. Hay una parte muy oscura de su historia que solo pudo superar agarrándose de la fe.

El mensaje de Dios

Hace dos años la vida de José Ramón dio un giro positivo. Dejó los vicios, vagancias y el mundo malo que estaba consumiendo lo mejor de su personalidad.

“Cuando uno es muchacho busca la calle, las vagancias te siguen, conocés todos los vicios, todo eso se hace parte de tu vida. Mi familia no me aguantaba, tenía problemas con todos ellos. Y con justa razón, porque yo no andaba en buenos caminos, yo los hacía sufrir”, cuenta.

Recuerda que en sus momentos más oscuros, cuando más solo se sentía, se arrodillaba. “Buscaba al Señor, pedía ayuda. Lo buscaba arriba, abajo, en todas partes. No lo encontraba”, confía.

Puede interesarle: Rosalba Millón es de Diriomo y es conocida como la curandera del amor

Los más fieles y creyentes dicen que “Dios está en todos lados”, y asegura que tocó su corazón mediante las palabras de su hermanito.

“Llegó mi hermano hasta donde estaba yo, me encontraba trabajando en la casa, haciendo un hoyo en un baño. Entonces él me apuntó con la mano y me dijo que si andaba haciendo lo que hacía, no iba a conocer el reino de Dios… así me dijo, y me quedé sorprendido”, relata.

“Es algo que me parece ha sido maravilloso en mi vida, algo que no puedo explicar. Me decía palabras que solo yo entendía. Me decía que superara mis errores, que le pidiera perdón a todos… Una semana después me invitaron a la iglesia, acepté en esa ocasión al Señor, porque realmente sentía que necesitaba algo más en vida, ese gozo, esa tranquilidad, ese amor y ese cambio”, recuerda José Ramón.

Comenzó a ir a la iglesia, y tras entablar conversaciones con un miembro de la congregación le confesó no tener vestimentas. “Como era vago, estaba por decirlo así, desnudo. No tenía ropa. Entonces comenzaron a regalarme ropa.

Los sacos, las corbatas, todo eso fue regalado, fue la bendición de Dios”, insiste el muchacho.

Siete trajes

Siete trajes en total tiene entre sus vestimentas. No los utiliza diario, pero al menos dos o tres veces por semana se los pone. Aun cuando no lleve trajes completos trata siempre de andar elegante, con camisas manga larga.

HOY/Óscar Navarrete

Además aprovecha cada ocasión que tiene para brindar la palabra de Dios. Considera que es la mejor manera que tiene de agradecer al Señor todo lo que ha hecho con él.

“Desde que lo acepté me ha ido bien. Me salen trabajos, mi familia me quiere, me llegan bendiciones. Todo lo que no podía antes, ahora lo puedo por la gloria de Dios”, comenta.

Planea conseguir un trabajo donde pueda prosperar. Asimismo ha pensado en seguir estudiando, terminar secundaria y quizás en el futuro ser un profesional. Dice que también seguirá compartiendo la palabra de Dios con quienes eran sus amigos, tiene la esperanza que ellos también construyan una vida mejor.
“Quiero levantar cabeza. Sería bonito poder conseguirlo”, dice.

Quien madruga...

Como toda persona esforzada, José Ramón Miranda se levanta todos los días muy temprano para salir a vender sus productos. Su jornada, por lo general, empieza a las 7:00 de la mañana y termina alrededor de las 6:00 de la tarde.

“Me gusta ponerme las pilas en mi trabajo, por eso salgo desde temprano. Me gusta empezar el día trabajando, sé que así aprovecho mejor la jornada”, finaliza el joven vendedor.

27 comentarios en “José Ramón Miranda, el catrín del Huembes

  1. Hola Bonita historia del chico me da mucho gusto que le vaya muy bien ahora kieras o no es un mini empresario así se empieza desde abajo.te deseo todo lo mejor y queda por prosperar ,espero ir un día de vacaciones a Nicaragua y verte por ahí y con orgullo te saludaré y por su puesto que comeré de tus mangos.att.una humilde nicaragüense que un día emigró a Barcelona y logró superar muchos obstáculos que nos pone la vida pero de eso se trata de ser mejor persona cada día.adios un beso muy grande para ti humilde trabajador.

  2. Wow me parece mentira que bueno oir historias como esas yo aun no lo he visto pero lo buscare me gustaria conocerlo y ver la idea q tiene ahora q conoce al hombre! Al señor de señores!!!!!

  3. Dios lo bendiga siempre…Dios te va a dar grandesas por seguir su palabra y su camino y sobre todo predicar su linda y maravillosa palabra

  4. Maravilloso es Dios y la abra que ase en uno… felicidades varón de Dios! Con Dios lo imposible no existe… es el que nos llena todos nuestros vacíos del alma… bendiciones Jose Ramón

  5. Mis Felicitaciones José Ramon. Que bendición escuchar tu testimonio de la felicidad y el amor que solo Dios nos da. Usted es un ejemplo y continua compartiendo la palabra de Dios. Muchas Gracias al Diario Hoy por realizar estas publicaciones

  6. Dios es bueno y siempre llega a tiempo . Me siento muy orgullosa de conocer a este joven , que un día cuando se sintió vacío y solo , vino Jesús , el dador de vida a darle una vida nueva. Dios te bendiga joven esforzado y valiente. Y sigue adelante que el Reino de Dios solo los valientes lo arrebatarán .

  7. Duos es quien cambia tus circunstancias malas por bendiciones. Aceptar a Cristo en nuestras vidas es lo mejor que podemos hacer. Dios bendiga mas al muchacho.

  8. Dios es bueno.
    El nos da vida nueva con Cristo.
    Perdona todo lo malo que hicimos , y nos hace nuevas criaturas para su obra.
    Este amigo entendió que su prioridad es Dios y que las bendiciones lo alcanzaran.
    Bienvenido a los caminos del Señor.
    Espero poder verte un día y felicitarte personalmente.

  9. Dios hace nueva todas cosas. El dio su vida para que hoy podamos tener acceso a el. Yo declaro en ese nombre que es sobre todo nombre que ese joven conpletara su secundaria y sera un profesional. Pero nunca debe apartarse de Dios.

  10. Es sorprendente lo que hace Dios, felicidades al joven, Ya tuve el privilegio de conversar con él y comprar sus helados. Tiene un buen futuro, porque ha elegido el buen y mejor camino.

  11. Para la honra y gloria del Señor y si lo crees vas a alcanzar tus metas porque nuestro Padre Celestial ya te abrió la ventana de los cielos, sigue adelante para alcanzar los planes y propósitos que Dios tiene para ti. Dios te bendiga

  12. Dios le bendiga y siempre tenga el gozo del Señor en su vida. Fortalezas joven, prosperidad en negocio. Sigue adelante en los caminos del Señor.

  13. Un ejemplo vivo de que con Dios lo podemos todo. Aún lo que parece imposible. Dios lo continúe bendiciendo

  14. Felicidades Jose Ramón es un orgullo trabajar elegante eso significa ser positivo y tener fe y servir a Dios con el corazón..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

...

Notas Relacionadas