Conozca a la matriarca de las tortillas del mercado Virgen de Candelaria

Doña Rosa también es fundadora del mercado Virgen de Candelaria

Doña Rosa María Hernández González, de 90 años, en su negocio de tortillas de toda una vida en el mercadito La Candelaria. HOY/Oscar navarrete

Rosa María Hernández González nació el 30 de agosto de 1929. Fue la menor de seis hermanos y tiene la edad de 90 años. Procreó 13 hijos (7 mujeres y 6 varones) y es una de las fundadoras del populoso mercado Virgen de Candelaria, de Managua.

Con más de 40 años en el negocio, Rosa María Hernández relata al HOY que todos sus hijos y nietos han pasado por el negocio que durante muchos años les ha permitido sobrevivir. “Todos han aprendido aquí el oficio de echar y vender tortillas”, dice.

La necesidad obligó a Rosa Hernández a incursionar en este negocio. “Nunca me gustó depender de ninguna persona”, señala. Sus 13 hijos son producto de tres relaciones distintas. Cuatro de sus hijos han fallecido y tiene ya 30 nietos.

Los inicios

Medio quintal de maíz fue la cantidad inicial con la que se aventuró a probar suerte en el famoso mercadito, 40 años atrás.

Comenta que ella misma se encargaba de todo el proceso que requiere elaborar tortillas. “Inicié sola, pero poco a poco fui ganando más clientela y entonces logré emplear a varias mujeres, luego les enseñé a mis hijos y en la actualidad una de mis nietas es quien lo administra y si llego a morir, es quien heredera todo”, anuncia.

Con más de 40 años en el negocio, Rosa María Hernández relata al HOY que todos sus hijos y nietos han pasado por el negocio. HOY/Óscar Navarrete

La matriarca de la tortillería más antigua del centro de compras solo llegó a educación inicial, la pobreza que la rodeaba no permitió que sus padres pudieran pagar la colegiatura de los 6 hijos que eran en total.

Antes que incursionara en la tortillería, se dedicaba como asistente del hogar, lavando y planchando para ganarse entre 20 y 50 córdobas al día.

“Yo al día sacaba aproximadamente mil 500 tortillas, me ganaba en aquel entonces 600 córdobas”, puntualiza Rosa María Hernández con un tono de voz baja y unos ojos tristes de nostalgia. Es de baja estatura, pero toda una figura de respeto y sabiduría entre quienes la conocen.

El relevo

En la actualidad no todos sus hijos continúan en el negocio, que es liderado por mujeres. Sin embargo, Juan Antonio Hernández, de 55 años de edad y fruto de su segunda relación, se encarga de hacer el trabajo que requiere de mucha fuerza como es partir leña, limpiar y trabajar el maíz para que sus hermanas y las nietas de la matriarca se encarguen de palmear y echar al comal las tortillas.

“Desde que tengo uso de razón siempre he estado en este negocio, le ayudaba a mi mamá a la edad de 13 años”, cuenta Juan Antonio.

A Juan Antonio su primera pareja lo dejó con tres hijas: Raquel, Irene y Valeska, todas ellas criadas por la matriarca de la familia Hernández.

Raquel relata que desde la edad de ocho años recuerda que su abuela la llevaba a la tortillería, en la cual poco a poco y con los años aprendió desde amasar, palmear y echar al comal las tortillas, sin imaginarse que un día no muy lejano ella se convertiría en la administradora del negocio, pese a no tener ningún estudio profesional, pues solo cursó la primaria. Ahora tiene 33 años de edad, de los cuales 25 los ha pasado en la tortillería.

“Yo le agradezco tanto a mi abuela porque jamás esperé que ella siendo mi abuela me amara como una madre y me enseñó desde muy pequeña este humilde oficio”, dice Raquel, quien orgullosamente herederá su legado.

Ese mismo cariño le tiene doña Rosa María, quien confiesa que vio en Raquel a otra hija más y no solo una simple nieta.

“Ella es esforzada, valiente, siempre le gustó el trabajo y el día que Dios me mande atraer y falte en esta tierra, Raquel es quien se encargará de todo”, dice. La tortillería se ubica en el segundo pabellón del mercadito Virgen de Candelaria.

Hasta 2,500 tortillas

La jornada laboral inicia desde las 4:00 de la mañana y finaliza a la 1:00 de la tarde. Cada trabajadora gana 150 córdobas al día. Entre mil 500 y 2 mil tortillas se elaboran los días de semana. El domingo es el mejor día de las ventas, hasta dos mil quinientas tortillas. Los días de mejor ventas se llegan a trabajar dos quintales de harina de maíz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

...

Notas Relacionadas