Esos mortales golpes en la cabeza. ¡Tenga cuidado!

La epidemia de accidentes de tránsito en nuestro país deja en calles y carreteras cada día de dos a tres fallecidos

HOY/Archivo

La epidemia de accidentes de tránsito en nuestro país deja en calles y carreteras cada día de dos a tres fallecidos y por cada muerte se producen de 7 a 10 lesionados con diversos grados de discapacidad. Cada año más de 600 personas pierden sus vidas por Traumatismos Craneoencefálicos (TCE).

Una de las consecuencias más identificadas de los TCE es la Conmoción Cerebral (CC) que es una alteración de la conciencia resultado de trauma o golpe en el cerebro. En niños las causas más comunes son deportivas y accidentes en bicicleta, pero en adultos se originan en accidentes de tránsito, caídas (en el trabajo, hogar, de caballos) y agresiones de todo tipo.

En una persona que recibe un severo golpe en la cabeza se produce una rotación dentro del cerebro que da como resultado alteración dentro de la formación reticular activadora. El trauma conlleva eventos primarios como daño en vasos sanguíneos con hemorragia, lesión del tejido cerebral y lo más importante es que se puede producir una “desconexión” de las células del cerebro o neuronas que lleva a la lesión axonal difusa (LAD).

Una persona afectada de una CC puede presentar o no pérdida de la conciencia. Aparece amnesia y el paciente no recuerda lo que ha pasado en ese momento o todo lo que tiene que ver con el pasado, es decir se afecta la memoria anterógrada y retrógrada respectivamente. Existe la posibilidad de que aparezcan convulsiones.

Traumas más graves producen fractura de la base del cráneo que incluyen sangrado en el tímpano y salida del líquido cefalorraquídeo (LCR) por oídos o nariz, incluso ambos, los ojos tienen equimosis (morados) que es a lo que se llama “ojos de mapache” y se detecta equimosis detrás de la oreja o mastoidea que se le llama signo de Battle.

A casi todos los pacientes con TCE hay que realizarle una Tomografía Axial Computarizada (TAC) cuando hay alteración del nivel de conciencia y se detectan en el paciente cefaleas o dolor de cabeza, vómitos, edad mayor de 60 años, intoxicación por fármacos o alcohol, amnesia anterógrada o reciente de lo que ha pasado, lesiones de tejidos blandos y convulsiones.

Si la pérdida de la conciencia es más avanzada es obligada la TAC y siempre y cuando se sospeche fractura de la base del cráneo o de cualquier hueso craneal, dos o más episodios de vómitos, edad mayor de 65 años y amnesia retrógrada persistente (del pasado del traumatizado).

Un mecanismo peligroso de producción del TCE se considera cuando se trata de una persona que fue atropellada por un vehículo, si alguien salió expulsado del carro durante un choque o el que ha sufrido caída de una altura de 90 centímetros o de 5 escalones.

Una secuela de la CC que siempre no hay que olvidar es el Síndrome pos Conmoción (SPC) que se manifiesta por dolores de cabeza que van de leves a moderados hasta insoportables, mareos y alteraciones de la concentración y la memoria y personalidad irritable, lo cual puede durar días, meses y años. Hay personas que quedan con una vida arruinada como consecuencia del TCE.

Y mucho cuidado con el Síndrome del Segundo Impacto que es una segunda CC que surge cuando el afectado “se estaba poniendo bien”. Este segundo impacto produce hinchazón o edema cerebral y consecuencias catastróficas en estos cerebros. El Deterioro Cognitivo es producto del daño cerebral crónico, la demencia, el Parkinson y la mala calidad de vida podemos verlo, por ejemplo, en boxeadores como consecuencia de repetidos TCE. ¡Larga vida y prosperidad!

Especialista en Medicina Interna de la Clínica de Especialistas Dr. Maltez, Rotonda del Periodista 3 cuadras al lago y 30 varas arriba #15, Managua. Lunes sábado previa cita. Tel.: 8903-6211/8854-7884/ 2223-4333.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

...

Notas Relacionadas