Policías agreden a líder católico de Santa María de Pantasma

Como parte de su labor como ministro extraordinario, todos los jueves Alaniz distribuye la comunión a los enfermos de las comunidades de su parroquia, indicó la Diócesis de Jinotega

Danilo Alaniz, amenazas, policías, Pantasma. Iglesia Católica, Nicaragua, crisis

Danilo Alaniz Dormis, líder comunitario. HOY / Captura de video

HOY / Matagalpa

Danilo Alaniz Dormis, denunció que fue golpeado por efectivos policiales, quienes pretendían detener a un adolescente de 15 años en el empalme a la comunidad Cuatro Esquinas, en el municipio de Santa María de Pantasma, Jinotega.

Los hechos se dieron la mañana del jueves 22 de agosto. Alaniz es un reconocido delegado de la palabra y ministro extraordinario de la comunión en la Parroquia Nuestra Señora de los Dolores en Santa María de Pantasma, por lo que la Diócesis de Jinotega, a través de sus redes sociales, calificó el hecho como “lamentable y que pone al descubierto la grave situación religiosa que vivimos en nuestro país”.

En un video compartido por la Diócesis de Jinotega, Alaniz dijo que a las 8:30 a.m. del jueves, “iba pasando por el empalme a Cuatro Esquinas, El Charcón, El Tigre, y en ese momento estaban golpeando a mi hijo de 15 años, fue cuando intervine reclamando por qué lo golpeaban y la Policía también me cayó a mí y me golpearon”.

Los uniformados le habrían asestado rodillazos en los testículos y la espalda, contó el afectado, indicando que además pretendieron quitarle la hostia que llevaba para una enferma llamada Guadalupe en la comunidad Cuatro Esquinas

“Me arrebataron el Santísimo, yo me aferré a que no me lo quitaran”, dijo Alaniz, indicando que los policías lanzaron la comunión a la carretera.

Como parte de su labor como ministro extraordinario, todos los jueves Alaniz distribuye la comunión a los enfermos de las comunidades de su parroquia, indicó la Diócesis de Jinotega.

Ese día hubo un amplio despliegue policial en el municipio porque la Alcaldía de Santa María de Pantasma tenía prevista la inauguración de dos obras ejecutadas con fondos propios y que habían sido pintadas con los colores azul y blanco.

Pese al asedio policial, principalmente en el poblado de Las Praderas, cabecera del municipio, una buena cantidad de pobladores asistió a la inauguración del techado de una cancha en el parque municipal y de la fachada del mercado, donde fue construida una caseta para los que trabajan lustrando zapatos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

...

Notas Relacionadas