Apelan dos asesinos de una mujer y una adolescente, quienes después fueron quemadas

En el caso de la adolescente fue violada. Ambas víctimas fueron ejecutadas de un balazo en la cabeza

El TAM no dio fecha de la resolución contra los asesinos Óscar Ruiz García y Jared Moncada. HOY/Archivo

HOY

Un abogado de la Defensoría Pública de Managua solicitó ante los magistrados de la Sala Especializada en Violencia del Tribunal de Apelaciones de Managua (TAM) que le sea bajada a 4 años de cárcel la pena de 29 años de prisión que una juez le impuso a Jared Moncada Moncada, de 27, por participar en el secuestro, robo, violación y asesinato de dos mujeres que después fueron quemadas en una comarca de Jalapa, departamento de Nueva Segovia.

La defensa también solicitó que al reo Óscar Ruiz García, de 36 años, la pena de 60 años de encierro que le fue impuesta le sea bajada a la mínima de 25 años de cárcel por participar como inductor en los hechos, porque este le pagó a Deymar Wilfredo Vallecillo Alegría, de 25, para que cometiera los hechos.

Deymar es el autor material de los crímenes, y en el inicio del juicio confesó ante la juez Segundo Especializado en Violencia, Aleyda Irías, las atrocidades que le hizo a las dos mujeres. Este fue condenado a 110 años de prisión y no apeló la sentencia.

Fiscalía pidió se confirmara la sentencia

La Fiscalía solicitó a los magistrados que se mantuviese las penas impuestas a Óscar y a Jared.

El secuestro, robo y asesinato de Jamileth Ávila Sánchez, de 38 años, y Zeydi del Carmen Zamora González, de 17, quienes también fueron quemadas, ocurrieron el 17 de marzo de 2017 en la comunidad Buena Vista del Cañón, municipio de Jalapa, Nueva Segovia.

La víctimas Jamileth Ávila Sánchez y su nuera, la adolescente Zeydi Zamora González (quien fue violada), primero fueron secuestradas, después asesinadas y quemadas, cuando ya estaban fallecidas. Esto último fue corroborado en juicio por los forenses que declararon. A Jamilteh Ávila la sentaron en una silla y después le dispararon en la cabeza. A la adolescente Zeydi la colocaron de rodillas y le dispararon a quemarropa en la cabeza. Los asesinos, para borrar las evidencias, rodearon sus cuerpos con ropa y les prendieron fuego.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

...

Notas Relacionadas