Madre e hijos en juicio por muerte de familiar

Los hijos son procesados por la muerte de su papá

Faltando solo las declaraciones de unos testigos, el próximo 29 de agosto será reanudado el juicio que en Jinotega enfrentan una mujer y dos de sus hijos, señalados del parricidio en contra de Pedro José Téllez Lumbí, a quien habrían estrangulado en un sector de la comunidad jinotegana de Pueblo Nuevo.

Ramona Paulina Sándigo Ríos, de 48 años y sus hijos Pedro Jonás y Yesenia Raquel Téllez Sándigo, de 20 y 21 años, respectivamente, son los procesados por el crimen que ocurrió la noche del pasado 16 de mayo.

La forense Anyoleth Rizo, quien determinó que Téllez Lumbí murió por anoxia encefálica (falta de oxígeno en el cerebro) y el policía Rosendo Gómez, fueron los últimos testigos propuestos por la Fiscalía y que el juez Primero de Distrito Penal de Juicio de Jinotega, Francisco Fernando Blandón, escuchó en la audiencia de continuación de juicio realizada el pasado 15 de agosto, la que suspendió ante la ausencia de los testigos de la defensa.

De acuerdo con la acusación de la Fiscalía, la noche del 16 de mayo, Téllez Lumbí y su esposa estaban discutiendo a puertas cerradas en la sala de su casa en el sector de Santa Teresa de Asturias, jurisdicción de Pueblo Nuevo.

En tanto, Pedro Jonás logró meterse por una ventana y comenzó a forcejear con su padre. Sándigo Ríos aprovechó para abrir la puerta y dejar que su hija Yesenia también ingresara. Acto seguido, entre los tres, derribaron a Téllez Lumbí.

La Fiscalía sostiene que “para impedir que la víctima pudiera defenderse con sus manos”, Sándigo Ríos lo sujetó de los brazos, mientras que Yesenia lo “agarró” de los pies y Pedro Jonás, estando encima de su padre, le apretó el cuello hasta estrangularlo.

Quiso violarla

La Policía fue avisada de la supuesta muerte por causas naturales de Téllez Lumbí, pero los investigadores se percataron de que había sido estrangulado.

En su testimonio en juicio, la forense Rizo replicó lo que Sándigo Ríos le relató el día de los hechos, indicando que desde temprano, “a su marido (Téllez Lumbí) le había agarrado un trastorno (…)” y, por la noche, cuando la
mujer regresó de la iglesia con una de sus hijas menores, el hombre “no quería que la niña viera televisión (y la) quiso estrellar, pero la niña salió corriendo”.

Según la declaración de la forense, el hombre quiso forzar a Sándigo Ríos a que sostuvieran relaciones sexuales en presencia de la niña, momento en que Pedro Jonás entró por la ventana.

La mujer dijo además a la forense que Pedro Jonás también “padecía de trastornos”, debido a un accidente en Costa Rica, por lo cual tomaba medicamentos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

...

Notas Relacionadas