Juigalpino condenado a 10 años de cárcel por crimen de taxista

La pena contra el juigalpino es la mínima por el delito de homicidio; también fue sentenciado a seis meses de prisión por portación ilegal de arma de fuego

El juigalpino Yelvin Medina cumplirá la sentencia en La Modelo y expirará el 11 de febrero de 2029. HOY/Archivo

HOY

El juigalpino Yelvin Antonio Medina Ojeda, de 28 años, fue sentenciado a la pena mínima de 10 años de cárcel por el homicidio del taxista Carlos Antonio García Amador, de 58 años, a quien le propinó dos balazos: uno le impactó en el pómulo derecho y el otro donde termina la ceja derecha; la víctima murió instantáneamente.

El crimen del taxista García ocurrió a eso de las 4:15 de la madrugada del 5 de febrero de 2019, del comedor Las Primas, dos cuadras al sur, en Villa Fraternidad, Managua.

Las pruebas que presentó en juicio la Fiscalía (investigador policial, peritos, videos, prueba balística y croquis de la escena del crimen) demostraron que el juigalpino privó de la vida al taxista García Amador y que no se trató de un accidente.

Otra prueba fundamental contra Medina Ojeda fue que después de privar de la vida al taxista, se bajó del carro y se fue del lugar, pero dejó olvidado su celular en el tablero el taxi y fue gracias a ese teléfono que la Policía ubicó al homicida y lo vinculó en los hechos.

El taxista Carlos Antonio García Amador, de 58 años, recibió un balazo en el pómulo derecho y el otro donde termina la ceja derecha; la víctima murió instantáneamente. HOY/Archivo

Alegó accidente

En la audiencia inicial realizada el 21 de febrero de 2019, el juigalpino en pocas palabras aseguró al Periódico HOY que la muerte del taxista García Amador fue de manera accidental, porque a quien le iba a realizar los disparos era a dos sujetos que detuvieron el taxi en una calle de Managua y pensó que lo iban a asaltar y por eso accionó el arma de fuego.

La pistola que usó Medina Ojeda para privar de la vida al taxista no era suya, por tanto la andaba de manera ilegal y por eso la juez Décimo Distrito Penal de Juicio, Nancy Aguirre Gudiel, le impuso seis meses de prisión por el delito de portación o tenencia ilegal de arma de fuego, más 50 días multas (equivalente a 3,100 córdobas).

En total, la pena que deberá purgar Medina Ojeda es de 10 años y medio.

No tenía antecedentes

Como la Fiscalía no acreditó que Yelvin Antonio Medina Ojeda tuviese antecedentes penales, la juez Nancy Aguirre le impuso 10 años de prisión por el crimen del taxista Carlos García Amador, más los seis meses de encierro por el arma que portaba de manera ilegal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

...

Notas Relacionadas