Juez manda a Medicina Legal a la abogada defensora de María Oviedo

Marcos Carmona, secretario ejecutivo de la CPDH manifestó que esta resolución es el reflejo de la falta de independencia de los jueces en el poder judicial

María Oviedo, juzgados, Medicina Legal, Leyla Prado, abogados

Mientras Oviedo ingresó al complejo judicial, defensores de derechos humanos y líderes campesinos protestaron a las afueras de la institución mostrándole su apoyo y demandando libertad. HOY / Uriel Molina

HOY

“Sin precedentes e inaudita”, calificaron abogados penalistas la resolución de la juez Nalía Úbeda Obando, titular del Juzgado Tercero Local Penal de Managua,  quien giró oficio al Instituto de Medicina Legal, para que valore de urgencia a la abogada Leyla Prado Vanegas, quien ejerce la defensa de la activista María Oviedo, para verificar si realmente está enferma, a como justificó para no comparecer al juicio de Oviedo la mañana de ayer.

Oviedo, es abogada y defensora de derechos humanos en la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH) y está siendo procesada por supuesta obstrucción de funciones en perjuicio de la Policía Orteguista y del teniente Óscar López.

La abogada Leyla Prado al encontrarse mal de salud (fiebres) solicitó mediante escrito la reprogramación del juicio contra Oviedo convocado para ayer, y adjuntó una constancia médica privada. Sin embargo, a pesar que es la primera reprogramación que solicita la abogada, la Fiscalía pidió que la valoraran en Medicina Legal, porque el certificado médico que adjunta es privado.

“La petición del Ministerio Público es válida y permanente, por lo cual se ordena oficiar al Instituto de Medicina Legal a fin que se proceda a valorar a la Licenciada Leyla Prado Vanegas de urgencia para verificar si realmente está  imposibilitada  físicamente de continuar con la celebración de audiencias propias al proceso en los plazos indicados…”, dice la resolución judicial.

Improcedente

Oviedo, quien asistió a la audiencia de juicio, salió impactada con la resolución judicial porque afirma viola el principio de proporcionalidad y acusatorio, establecidos en el artículo 5 y 10 respectivamente del Código Procesal Penal (CPP) de Nicaragua.

“Extrañamente, la judicial admitió la petición de la Fiscalía, porque Leyla Prado no está siendo objeto de proceso judicial para que la remita al forense para comprobar si tiene o no problemas de salud. Es increíble. Quieren llevar el proceso de forma acelerada”, dijo Oviedo.

En el mismo sentido, la abogada Nohemí Guerrero, miembro de la Unidad Nacional de Abogados y Notarios de Nicaragua (Unanic) expresó que era sin “precedentes e inaudita”, la resolución judicial de la juez Úbeda.

“La juez Úbeda está violando el artículo 10 del CPP referente al principio acusatorio, el cual establece que el ejercicio de la acción penal es distinto del de la función jurisdiccional. En consecuencia, los jueces no podrán proceder a la investigación y el hecho de girar oficio al IML para valorar a la abogada si está enferma. Es una diligencia investigativa, se está extralimitando en sus funciones, cayendo en desproporción”, dijo Guerrero.

Para el abogado Boanerge Fornos, la decisión de la juez tercero es “improcedente y obedece a una orientación definida en este caso”, dijo el coordinador de Acción Penal.

También agregó la abogada Nohemí Guerrero están violentando el derecho a la salud de la abogada Leyla Prado, porque están dudando de su mal estado de salud y de la constancia que adjuntó a su escrito.

Marcos Carmona, secretario ejecutivo de la CPDH manifestó que esta resolución es el reflejo de la falta de independencia de los jueces en el poder judicial y obedece a la política de persecución que tiene el régimen orteguista contra los defensores de derechos humanos y el gremio de abogados.

También refleja la diferencia en el trato a quienes consideran opositores al régimen, porque cuando las defensas piden valoración médica para los reos políticos, los jueces no hacen caso y cuando giran el oficio, lo hacen hasta que los moretones de la tortura desaparecen, mientras que a Leyla Prado,  sin ser procesada, fue remitida de urgencia, alegaron los penalistas.

“No soy procesada”

“Voy a esperar notificación  del juzgado, porque las funciones de Medicina Legal son claras y ellos atienden a procesados y víctimas en casos penales, y yo no soy ni procesada ni víctima en el juicio, la verdad es que es insólito”, dijo Prado.

La abogada de Unanic agregó que ve claro que la intención es perjudicar a la abogada Prado, al desestimar su condición de enferma, para declararle el abandono de la causa y posteriormente sancionarla. “Los abogados también tenemos derecho a enfermarnos, no solo los jueces y fiscales”, dijo Guerrero. El juicio reprogramado contra Oviedo será el próximo 23 de agosto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

...

Notas Relacionadas