Joven dio su último baile a Santo Domingo de Abajo: falleció mientras lo cargaba

La joven sufrió un paro cardíaco mientras lo cargaba

Doña Verónica Rugama, mostrando una foto de su hija embarazada del primer niño. Fue durante ese periodo que desarrolló la enfermedad de cardiopatía. HOY/Oscar Navarrete

HOY

La joven Teresa del Socorro Ortiz Rugama, de 33 años, falleció de un infarto mientras iba cargando la imagen de Santo Domingo de Abajo, el pasado domingo.

Su madre Verónica de la Concepción Rugama cuenta que la joven tenía más de 10 años de pertenecer al Comité de Cargadores de San Andrés de la Palanca y hace 17 comenzó a ser devota del santo. Siempre lo acompañaba en su trayectoria porque le debía varias promesas, principalmente la de mantener unida a toda su familia.

La joven tenía más de 10 años de pertenecer al comité de cargadores. HOY/ Cortesía

“Mi hija padecía de cardiopatía, tenía insuficiencia respiratoria, producto de esto se me complicaba, porque se le acumulaba mucho líquido en sus pulmones, pero esa enfermedad nunca la detuvo, sino todo lo contrario, la unió más a Dios, a Minguito”, dice la señora.

Rugama señala que hace un mes su hija estuvo enferma, los médicos le prohibieron las emociones fuertes, también estar mucho tiempo en su celular, esto con el fin de recuperarse.

“Le hizo la promesa al santo, si él le mejoraba su estado de salud, iba a acompañarlo hasta Managua, también lo cargaría y le bailaría con mucho más entusiasmo que los años anteriores, y así fue, cumplió porque ella se mejoró de manera inmediata”, manifiesta la madre.

Encomendó a sus hijos

Sus compañeros cargadores llegaron a la casa de la joven y encima de su caja pusieron la cotona con la que ella bailó por última vez. HOY/ Oscar Navarrete

Ortiz también le encargó a Minguito de Abajo a sus hijos.

“El 7 de agosto ella fue hasta Managua a dejar al santo, todo estuvo excelente, y ayer (el domingo) se fue a traerlo porque la Alcaldía le pone los buses al comité y cuando venían por el Pinal del Río, aquí en Ciudad Sandino, fue que sucedió el hecho”, expresa.

Doña Verónica dice que su hija se puso pálida y le dijo a sus compañeros que si le pasaba algo, le cuidaran a sus hijos, inmediatamente se desmayó, muchos intentaron ayudarla pero cuando la trasladaron al hospital de la localidad ya iba sin signos vitales.

“Fue su último baile, a mí no me querían decir porque soy una persona que sufre de hipertensión, pero tenía que saber la verdad, me duele mucho su partida, sobre todo por los niños, era una mujer entregada a su familia, amorosa y entregada, falleció haciendo lo que quería”, dice.

Ortiz Rumana empezó a padecer de cardiopatía con su primer embarazo; cuando era niña muy pocas veces se enfermó.

“Fue una niña sana, fue a raíz de su primer embarazo que se me empezó a agravar, pero ya Dios sabe lo que hace, yo le pido fortaleza a Dios y agradezco a muchos conocidos y amigos el apoyo que me han dado, porque saben que somos una familia entregada a Dios y sobre todo humilde, nosotros estamos para apoyar también, siempre ha sido así”, recalca.

Doña Verónica se hará carago de sus dos nietos —un niño de 10 años y una niña de 7 años— y los abuelos paternos están dispuestos a apoyarla.

Posted by Comite De San Andres De La Palanca on Monday, August 19, 2019

“No quiero división en mi familia, además que estoy enferma, entre todos tenemos que salir adelante por el bienestar de estas criaturas, yo sé que mi hija va a descansar en paz”, finaliza.

La imagen estaría presente
Doña Verónica Rugama aseguró que el Comité al que perteneció su hija no la ha dejado sola, tampoco el sacerdote de la iglesia San Andrés de la Palanca, quien llegaría ayer a su casa para oficiar una misa.

Comentó que la imagen de Santo Domingo de Abajo acompañaría el entierro de Teresa del Socorro. Su cuerpo descansará en el cementerio de Ciudad Sandino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

...

Notas Relacionadas