Entran en vigencia reformas a la Ley contra el terrorismo

Estas reformas amplían el control de la Unidad de Análisis Financiero (UAF) a los abogados, contadores y notarios públicos

contra el terrorismo y lavado de activos, UAF, Nicaragua, crisis

HOY / Archivo

HOY

Entró en vigencia las reformas a la Ley contra el terrorismo y lavado de activos (Ley 977), que según los críticos tiene el objetivo de controlar, limitar y reprimir a los abogados de los opositores al régimen de Daniel Ortega. La ley fue publicada en la La Gaceta, diario oficial del país.

Estas reformas amplían el control de la Unidad de Análisis Financiero (UAF) a los abogados, contadores y notarios públicos. Según la Ley, los contadores, abogados y notarios públicos están obligados a rendir informes sobre las actividades de sus clientes, sean empresas o personas naturales, cuando las considere operaciones sospechosas, lo cual supuestamente es para fortalecer al país contra la delincuencia organizada.

 Organizaciones de derechos humanos así como la opositora Alianza Cívica, han denunciado que la reforma a la Ley 977 es usada por el régimen de Ortega para perseguir y condenar a los protestantes. Además, denunciaron que se excede en las obligaciones que el Grupo de Acción Financiera del Caribe (Gafic) pide a Nicaragua, ya que en el fondo el objetivo de la dictadura es crear un estado de espionaje contra los ciudadanos.

Aunque la Asamblea Nacional hizo consultas en el proceso de aprobación de esta ley, ninguna de las asociaciones de abogados y notarios fueron tomados en cuenta para adoptar los cambios en la Ley 977.

En la Comisión de Justicia del Legislativo sólo participaron las entidades públicas que fueron los impulsores de la reforma a la Ley 977. En el dictamen a la reforma la misma presidenta de la Comisión de Justicia de la Asamblea, la orteguista María Auxiliadora Martínez, confirmó que no escucharon a los afectados por la legislación, sino únicamente al Ejército, la Policía, Superintendencia de Bancos, a la UAF), la Procuraduría, la Corte Suprema y el Ministerio Público.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

...

Notas Relacionadas