Negocios cerrados en Carazo por asedio, amenazas y la débil economía

Los tildan de golpistas, les realizan pintas en fachadas o amenazan a propietarios

Taco a Taco funcionó durante 22 años en Jinotepe. “Estás en la lista”, dice una de las pintas que realizaron fanáticos orteguistas en la pared del negocio. Parte de la familia propietaria está en el exilio. HOY/Mynor García

Después de la llamada “operación limpieza” que ejecutó el gobierno el año pasado con sus paramilitares y policías para desmantelar las barricadas, muchos negocios en el departamento de Carazo cerraron y desde ese entonces las ciudades de Diriamba, Dolores y Jinotepe no han vuelto a ser las mismas.

Tras ese ataque armado, según organismos de derechos humanos, al menos veinte personas fueron asesinadas en el departamento.

Los dueños de ciertos establecimientos de comida, bares y restaurantes fueron señalados por fanáticos orteguistas de participar en tranques y de financiarlos. Luego aparecieron en una lista que manejaban los fieles al régimen, donde se les tildaba de golpistas, de secuestradores y hasta de asesinos.

Uno de esos casos fue el de Norlan Gutiérrez, de 34 años, popularmente conocido como el Sapón, propietario del bar Iguana Beer, en Jinotepe.

El local actualmente se encuentra cerrado y solo se notan las marcas donde estuvo el iluminado letrero.

Solo las marcas de donde estuvo el letrero quedaron de Iguana Beer, en Jinotepe. HOY/Mynor García

A Gutiérrez a través de las redes sociales, lo señalaban de robarse una ambulancia del municipio de Santa Teresa. Por las amenazas de quema y saqueo a su local, más el asedio sufrido, decidió cerrar y exiliarse con su esposa e hijos.
Las puertas del bar durante un tiempo estuvieron manchadas con espray y en ellas se leía: asesino y torturador.

La familia de Norlan intentó volver a abrir el establecimiento, pero la Policía les negó el permiso para operar.
El jinotepino, quien es ingeniero en sistemas, había ahorrado lo suficiente y con la liquidación de su último trabajo decidió montar su negocio, al que al inicio llamó Iguana Coffee. En el exilio, ejerce su profesión.

Por la demanda de clientes que hubo, muchas personas lo han querido rentar y hasta comprar, pero sus dueños prefieren que se mantenga cerrado.

Familiares de Gutiérrez niegan que él haya tenido participación en las protestas antigubernamentales.

Más negocios

Otros de los bares que dejaron de funcionar en Jinotepe y que eran frecuentados por caraceños son Bistro, Café París, MamaYamna El Chante y Friends.

Según habitantes de la zona central de Jinotepe, el propietario de bar Mamayamna, tuvo que exiliarse, tras haber sido amenazado por orteguistas. HOY/Mynor García

También el restaurante Taco a Taco de la familia Rodríguez Argüello, que ha sido amenazada y asediada por fanáticos orteguistas.

Taco a Taco era un restaurante de comida mexicana que operaba desde 1996 en Jinotepe. Funcionó durante 22 años hasta que parte de la familia de los propietarios se fue al exilio.

Asimismo está Disco-Bar Terraza, pero este dejó de funcionar a raíz que su propietario, Helder Rafael Calero Palma, fue acusado de tráfico de droga, entre otros delitos, y a quien se le otorgó libertad junto con los presos políticos, no estando en la lista del Comité de Presos Políticos.

Dolores y Diriamba

En la ciudad de Dolores, restaurante Entre Brasas y Blue Dolphins cerraron también operaciones debido a las crisis económica, social y política que aún se vive en el país. El primer establecimiento fue embargado por las instituciones bancarias y está a la venta.

En Diriamba, Pizzería Fratello’s y restaurante Nani Café igualmente desaparecieron.

Entre Brasas, en Dolores, fue embargado por el banco. HOY/Mynor García

No les renuevan permiso de operación

Daniel Hernández, concejal por el Partido Conservador (PC) en Jinotepe, no duda que los negocios en su municipio hayan cerrado por amenazas y por la actual crisis económica, política y social que aún se vive en Nicaragua.

“La razón más lógica y la que me supongo, es por la persecución que ha habido. No le veo otra causa… temor de ser perseguido, saqueado y de ser preso incluso”, dijo Hernández.

Disco-Bar terraza, se encuentra cerrado, desde que su propietario cayó preso. HOY/Mynor García

Explicó que en reuniones del Concejo no se abordan esos tipos de temas y “las decisiones administrativas esa gente (los orteguistas) las manejan en un top secret, no dan a conocer nada y en el Concejo solo se van a ver maquillajes presupuestarios. La mayoría de los temas tratados han sido reformas al presupuesto por la crisis económica”, indicó Hernández.

Los tildan de golpistas

Se conoció que a algunos propietarios de bares y restaurantes en el departamento, tras haber sido tildados de golpistas, no se les renovó el permiso en la Policía, ni alcaldías.

Beranidia Navarrete, concejal por el Partido Liberal Constitucionalista (PLC) en Diriamba, adujo que ella no tenía conocimientos de esos temas y alega que ningún ciudadano ha presentado su queja de manera formal.

Asimismo, refirió que en Nicaragua desde el año pasado nada está normal, aunque el gobierno pregone lo contrario.

A los bares y restaurantes que se les otorgó nuevos permisos asiste poca clientela.

La Pizzería Fratello’s estaba ubicada en el Centro Comercial Gutiérrez, en Diriamba, donde la mayoría de los módulos se encuentran vacíos. Antes de la crisis, en ese centro comercial funcionaron restaurantes, tienda de serigrafía, un café, bar, tienda de ropa, entre otros. HOY/Mynor García

La crisis en cifras

64 por ciento de los negocios turísticos cerró durante el 2018 por sobrevivencia, según datos de la Cámara Nacional de Turismo (Canatur).

78 por ciento de los negocios redujeron su planilla a más de la mitad para no cerrar.

Blue Dolphins, es otro de los restaurantes que cerró en Dolores por la actual crisis sociopolítica. HOY/Mynor García

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

...

Notas Relacionadas