A contador le hundieron el cráneo con un objeto no identificado

Familia pide que se haga justicia por muerte de contador y que el caso no quede impune

El contador Marvin Javier Obregón Hernández, de 53 años, fue velado en su casa en el barrio René Cisneros. Su familia pide a la Policía que el caso no quede impune. HOY/Alejandro Flores

HOY

Una muerte violenta fue la que sufrió el contador Marvin Javier Obregón Hernández, de 53 años, pues los sujetos que lo asesinaron le propinaron un golpe con un objeto contuso (no identificado) que le causó el hundimiento del cráneo (en el occipital derecho).

Lo anterior lo informó Gladis María Obregón Hernández, de 51 años, hermana del contador, quien agregó que, según el dictamen forense, su hermano falleció a causa de un trauma craneoencefálico (fractura en la cabeza).

Manifestó que el occiso también tenía una fractura en la nariz y sangraba del oído izquierdo.

“Lo agarraron a golpes hasta matarlo, era una buena persona que no se metía con nadie; pido a la Policía que investigue bien el caso y que los autores del crimen de mi hermano paguen con la justicia”, exigió Gladis.

El cadáver del contador fue encontrado a eso de las 4:00 de la madrugada del sábado 17 de agosto de 2019, por unos jóvenes que iban de una fiesta hacia sus casas y dieron la alarma de que una persona estaba tirada boca arriba a la orilla de la vía, cerca de la cuneta, en el barrio René Cisneros: de donde fue la Plaza Julio Martínez, tres cuadras al lago, en Managua.

La última vez que su familia vio con vida al contador fue el viernes 16 de agosto de 2019, cuando salió a jugar naipes al barrio El Recreo.

El contador Marvin Obregón fue asesinado en una calle del barrio René Cisneros en Managua. HOY/Cortesía

Liberan a tres sujetos

Gladis Obregón aseguró que de los 12 sujetos que eran investigados en la Policía del Distrito Tres de Managua, liberaron a tres chavalos, porque supuestamente después del interrogatorio policial se determinó que no tenían nada que ver en el crimen del contador.

Señaló que aún se mantienen nueve individuos detenidos como sospechosos de participar en el crimen de su hermano, quien tenía su oficina en una sala de la casa, propiamente donde fue velado.

El contador fue sepultado a las 11:00 de la mañana de ayer en el cementerio del barrio San Judas.

Desconoce si lo asaltaron

Doña Gladis Obregón dijo desconocer si a su hermano lo asaltaron, porque la Policía no ha dicho si les hallaron algunas pertenencias de él a los sujetos que son investigados.

También desconoce el móvil del crimen, pero aseguró que su hermano no tenía enemigos.

El contador era soltero y no dejó hijos, expresó su hermana Gladis.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

...

Notas Relacionadas