“Pedaleando” la vida, la manera en que los hermanos Rodríguez se ganan el pan de cada día

Donald Antonio y José Adán, llevan más de siete años entre bicicletas, accesorios y piezas para estos vehículos de dos ruedas

Los hermanos Rodríguez, Donald Antonio y José Adán. HOY/MYNOR GARCÍA

Si de bicicletas les hablan no hay quién les gane en el tema a los hermanos Rodríguez, Donald Antonio y José Adán, quienes llevan más de siete años entre bicicletas, accesorios y piezas para estos vehículos de dos ruedas.

Esta dupla se gana la vida reparando bicicletas en el mercado La Mascota, de Diriamba, el que se ha convertido en su segundo hogar.

Lea también: Un sueño hecho realidad

Ambos antes de iniciarse en este mundo habían trabajado en zonas francas, pero con los ahorros que habían hecho y un dinero extra que consiguieron, decidieron instalar cada uno su propio negocio. En talleres ajenos, aprendieron el oficio.

Venden y reparan

José, de 41 años, cuenta que le ha ido bien en su establecimiento y ahora se dedica a vender más accesorios y repuestos de bicicletas, pero al igual que su hermano, también las repara.

Los tramos de los hermanos Rodríguez se ubican en la entrada principal del mercado La Mascota. HOY/Mynor García

Por la situación sociopolítica que se vive en Nicaragua, el desempleo y la competencia, refiere que por el momento no hay mucha demanda de clientes, pero que con la ganancia que logra, le alcanza al menos para cubrir los gastos del hogar.

Además lea: Poca demanda de la carne de cerdo en mercado Jorge Matus Téllez

Los Rodríguez también compran y venden bicicletas usadas, las que luego “chajinean” para darlas en un mejor precio. Para ellos diciembre, en que se festeja la Navidad y cuando mucha gente recibe su aguinaldo, es la temporada más alta. También en enero, cuando en el municipio se celebran las fiestas patronales en honor a San Sebastián.

Donald, de 33 años, cuenta que para hacerse de su local invirtió entre 1,400 y 1,500 dólares, “fue solo el derecho a piso y con el trayecto del tiempo se ha invertido más”, dice.

También pita

Aparte de trabajar en mecánica de bicicletas, Donald se destaca como árbitro de futbol en la liga juvenil nacional de primera y segunda división, donde también se gana sus billetitos.

Pertenece a la escuela Asociación de Árbitros Federados (AAF) y en una universidad de Managua cursa el tercer año la carrera de Educación Física y Deporte. Su local lo abre todos los días de 7:00 de la mañana a 4:30 de la tarde, excepto los sábados que asiste a la universidad, pero el establecimiento de su hermano permanece abierto.

José Adán estudió la carrera técnica de Electricidad Industrial, pero no la completó por el tiempo que le dedica a su trabajo y por la responsabilidad que siente en apoyar económicamente a su familia. Sus sueños son seguir creciendo como comerciante y que sus tres hijos se conviertan en profesionales.

Los hermanos Rodríguez también compran y venden bicicletas usadas, las que luego “chajinean” para darlas en un mejor precio. HOY/Mynor García
Depende de lo que busca

Engrasado, cambio de llantas y de ejes, son los tipos de trabajos que más le llegan a estos dos emprendedores. El costo de las reparaciones y cambio de repuestos depende de la falla y marca de la bicicleta.

Puede interesarle: Zapateros de Jinotepe con pocos rumbos

En el establecimiento de José se encuentran monturas de bicicletas desde los 120 córdobas, hasta más.

El engrase o mantenimiento general de una bici comercial cuesta entre 70 y 80 córdobas y las de marcas o en la que su sistema de funcionamiento es más complejo, rondan los 150 y hasta los 300 córdobas.

Algunas de las piezas de bicicletas que venden los Rodríguez. HOY/Mynor García

En un día regular de trabajo, Donald Antonio llega a ganarse entre 200 y 250 córdobas y en un fin de semana, puede embolsarse más de mil. Las ganancias de su hermano, por la venta de repuestos y accesorios, son mayores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

...

Notas Relacionadas