“La intención no era matarlo”, dice abogado de busero que ordenó crimen

La defensa alega que la orden de su representado fue darle solo una paliza a cobrador

Tanto Alberto José Abarca López, de 39 años y Eyner Gamaliel Flores Guerrero, mantienen prisión preventiva, así lo ordenó la juez Claudia Munguía, del Juzgado de Distrito Penal de Audiencia de Masaya. HOY/ Perla Gutiérrez

HOY

Aunque el abogado de Alberto José Abarca López, conductor de un bus de la ruta Masaya-Managua, alegó ayer durante la audiencia inicial que la intención de su representado era darle solo una golpiza a su cobrador Camilo Antonio Bellorín (q.e.p.d.), el Ministerio Público presentó varias pruebas que lo señalan como el autor intelectual del delito de asesinato agravado.

Durante el intercambio de información de pruebas, el ente acusador mencionó que durante el juicio que será el 8 de octubre, presentará varios testimonios, entre ellos el de Keyla Rojas Cerda —esposa del occiso— quien contará como un día antes del crimen, es decir el 1 de agosto, su marido le manifestó que el conductor lo había amenazado de muerte.

Además, hablará el señor Abelardo Cuadra, dueño del bus, quien va a referir que tanto el acusado como la víctima laboraban para él, y que meses antes de lo sucedido, Alberto le llevaba menos dinero de lo que se recolectaba normalmente, por lo que designó a Bellorín para que se hiciera cargo de recolectar el dinero y entregar cuentas, razón por la que el acusado se molestó y empezó los problemas con la víctima.

Asimismo, dará su testimonio Carlos Roberto Sánchez, quien trabaja en la terminal de buses del mercado de Masaya desde hace varios años, a quien el pasado 3 de agosto (un día después del hecho) Alberto le pidió que trabajara con él como cobrador, porque Camilo no se había presentado a trabajar ya que “tenía unos problemas que resolver”.

Sánchez vio unas manchas de sangre en el bus, y al preguntarle al conductor qué era, este le respondió que habían trasladado unas cabezas de cerdo un día antes y eso había ensuciado el autobús.

Lavaron bus para quitar manchas de sangre

HOY/ Perla Gutiérrez

Elizabeth Flores, tía de Eyner Gamaliel Flores Guerrero, de 20 años, quien también está siendo acusado por la Fiscalía de asesinato agravado junto a su hermano adolescente K.I.F.G. (de 17 años), contará que el 2 de agosto, los tres acusados se presentaron en su casa para lavar el bus. Ella observó un charco color rojo y al preguntarles sobre eso, contestaron que se trataba de pintura roja.

El joven y el adolescente también son acusados de robo agravado. La Fiscalía sustentará ese señalamiento con el testimonio del señor Mario José Valencia, quien dirá como los jóvenes llegaron a las 8:00 de la noche del 3 de agosto pasado hasta su casa para ofrecerle un celular en 300 córdobas. Él lo compro sin preguntar su procedencia. El artículo pertenecía a la víctima Bellorín.

La Fiscalía en juicio además presentará un video captado por una cámara de seguridad en el que salen los tres acusados lavando el autobús.

Asesinato por celos laborales 

El cobrador Camilo Antonio Bellorín, de 46 años. HOY/ Cortesía

La muerte del señor Camilo Antonio Bellorín, de 46 años, fue un trauma craneoencefálico severo, así lo reiteró el Ministerio Público durante la audiencia inicial ayer en el Complejo Judicial de Masaya.

El móvil del crimen fue por celos laborales, pues el conductor Alberto José Abarca López no aceptaba que la víctima fuera el hombre de confianza de Abelardo Cuadra, dueño del bus.

Bellorín había asumido todas las funciones que antes ejercía López.

Abarca le pagó 2,000 córdobas cada uno a Eyner Gamaliel Flores Guerrero y su hermano adolescente K.I.F.G.
Flores, con un tubo metálico le dio por la espalda para a Bellorín, quien cayó inconsciente y luego con un cuchillo el adolescente le propinó 13 cuchilladas, cuatro en el antebrazo derecho y una en el izquierdo, además otras cuatro en el abdomen y cuatro en el rostro.

Después del hecho, los contratados por el conductor le robaron a la víctima su celular y el dinero que este había recogido en el transcurso del día. El crimen fue cometido dentro del bus.

HOY/ Cortesía

A pesar de los golpes y cuchilladas, cuando iban por la rotonda de Tisma, la víctima reaccionó y el conductor lo remató con un extintor.

En cuanto a las sospechas de violación a la víctima, debido a que le encontraron rastros de semen, aún no están listos los resultados de la valoración forense practicada a Bellorín y a los tres procesados. La Fiscalía los dará a conocer en juicio.

 

Solo quería golpearlo
Luis Javier Alvarado, defensa del conductor, mencionó que durante el juicio contará que en el hecho participaron dos personas más que no se mencionan en la acusación de la Fiscalía. Su representado contrató a los jóvenes procesados, pero ellos subcontrataron a otras dos personas, quienes supuestamente acabaron con la vida de Bellorín.

“Alberto no fue quien terminó con la vida de Camilo, él solo lo mandó a golpear, fue la orden, la intención no era matarlo”, mencionó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

...

Notas Relacionadas