Dolor de talón o talalgia

Ninguna persona debe extrañarse por tener dolor en uno o ambos pies, pues está reconocido que de cinco adultos hasta cuatro podemos tener dolor en estas valiosas partes de nuestra anatomía

Los pies humanos son una maravillosa obra divina de ingeniería. HOY/Archivo

Ninguna persona debe extrañarse por tener dolor en uno o ambos pies, pues está reconocido que de cinco adultos hasta cuatro podemos tener dolor en estas valiosas partes de nuestra anatomía, de las que nos acordamos por el molesto dolor o incapacidad para realizar nuestras labores cotidianas.

Los pies humanos son una maravillosa obra divina de ingeniería. Cada uno de ellos cuenta con 26 huesos, 33 articulaciones que le dan flexibilidad, 19 músculos que controlan movimientos, dos arcos centrales y en la punta, terminaciones nerviosas y más de cien ligamentos.

Cuando alguien se queja del llamado Síndrome de Pie Doloroso el médico internista analiza los antecedentes del paciente para saber si padece o está padeciendo diabetes, artritis crónica, trastornos circulatorios o de los nervios de miembros inferiores. Qué factores exacerban o disminuyen el dolor y qué factor (es) lo desencadenaron: actividad laboral, deporte o traumas.

Una queja frecuente es el intenso dolor por las mañanas a nivel de uno o ambos talones, conocida en medicina como talalgia. La causa más frecuente es la fascitis plantar y se trata de una inflamación dolorosa de la entesis, que es el sitio donde esa “telita” que es la fascia se inserta en el hueso del talón llamado calcáneo.

La fascitis plantar va a ser más frecuente en aquellas personas que “meten” el pie para dentro que es a lo que se llama pronación del pie, presentan arcos aplanados, tienen obesidad o sobrepeso y caminan mucho.

Segunda causa de talalgia es la tendinitis de Aquiles que es otra entesopatía o inflamación dolorosa en el sitio donde se inserta o “pega” el tendón de Aquiles en el calcáneo y lo vemos en deportistas jóvenes y en adultos mayores. El paciente se queja de que escucha como “crujidos” cuando flexiona el pie.

Se trata de un dolor que va aumentándose y empeora con el desarrollo de cualquier actividad, pudiéndose incluso llegar a romperse “espontáneamente” el tendón con la aparición de intensísimo dolor. Cuando se palpa la zona del tendón se le encuentra engrosado y muy sensible.

La tercera posibilidad de dolor en el talón es la aparición de una punta de hueso que sale del hueso calcáneo y se inserta en la fascia o músculos del talón produciendo dolor, especialmente por las mañanas, al estar de pie o caminar. Se trata del espolón calcáneo.

Cuando se tenga dolor en los talones hay que guardar reposo, poner los pies en alto, uso de una plantilla ortopédica es aconsejable, haga ejercicios suaves de distensión del pie, aplique hielo y tome un antinflamatorio. Si en tres a cinco días no hay mejoría considerable busque el apoyo de su médico internista de confianza o de un buen ortopedista.

No se olvide de la importancia de bajar de peso, colocar sus pies en una pana de agua tibia (pediluvio) con un poco de sal en esos días de intensos trabajos, usar calzado correcto, practicar cambio regular de zapatos.

Los masajes de ambos pies son recomendables. Especial cuidado sobre los pies deberá tener los pacientes diabéticos por el grave peligro que estos amigos pueden tener de que aparezca la temida complicación llamada pie diabético que pone en peligro los miembros inferiores. ¡Larga vida y prosperidad!

Clínica de Especialistas Dr. Maltez, Rotonda El Periodista 3 cuadras al lago y 30 varas arriba #15, Managua. Previa cita de lunes a sábado. Teléfonos: 8903-6211/ 8854-7884/2223-4333.

...

Notas Relacionadas