Cheslor Cuthbert rompe el récord del jonrón más largo para un nica

Alex Blandino tenía la marca del batazo más largo registrado oficialmente por un nica en las Menores o la MLB, hasta que Cheslor dio uno de 446 pies.

Cheslor Cuthbert lleva ocho jonrones en esta temporada y 26 en su carrera en Grandes Ligas. HOY/ARCHIVO

La era tecnológica acabó con las historias de jonrones fantasiosos, que con el paso de los años se volvían tan grandes como la imaginación de quien lo contaba. Ahora ya no hay espacio para la especulación, porque se sabe con precisión cuantos pies recorre cada batazo, con qué velocidad salió impactada la pelota del bate, el ángulo del swing, la mayor altura que alcanzó y hasta el tiempo de recorrido antes de tocar el suelo. Es así que con cifras en mano, Cheslor Cuthbert estableció un nuevo récord del jonrón más largo para un artillero nicaragüense, al disparar un proyectil que fue a estrellarse a 446 pies del plato, este jueves en Detroit.

Hasta antes de ese bombazo del costeño, el honor del jonrón más largo le correspondía a Alex Blandino, quien el pasado 6 de junio en Triple A, pegó dos batazos kilométricos en un mismo partido. Uno de 441 pies y otro de 435.

Ningún vuelacercas de Cheslor estaba entre los tres más extensos que se habían registrado a los nicas, porque Everth Cabrera lo superaba con uno de 435 pies en 2012.

El jonrón de Cheslor fue entre el jardín central y el izquierdo del Comerica Park, de Detroit, en el tercer inning, ante un slider del zurdo Matt Boyd. La pelota salió disparada a 105.5 millas por hora del madero del nica y alcanzó una altura de 73 pies, con un swing que tuvo un ángulo de 23 grados.

Cheslor llegó a ocho jonrones en esta temporada y a 26 en su carrera en las Mayores, colocándose a cinco de la cantidad que coleccionó David Green. Marvin Benard tiene el récord con 54 batazos a la calle, que parece una cifra al alcance del costeño.

No hay registro de la distancia recorrido de los batazos de  Green y  Benard. Ambos no fueron notables tumba cercas, pero mostraron un poco de poder en las Grandes Ligas. Tampoco hay registros precisos de la longitud de los 130 cuadrangulares de Duncan Campbell en Ligas Menores, y mucho menos a nivel local de los estragos que causaban Stanely Cayasso, Ernesto López, Pedro Selva o incluso más reciente Próspero González, Ramón Padilla o Justo Rivas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

...

Notas Relacionadas