Le niegan atención médica a Lady la Vulgaraza

Grave denuncia de joven. Llega al Edgard Lang la madrugada del jueves en busca de ayuda y una doctora le dice: "No hay médico para atenderte"

Javier Antonio Hernández Urrutia, mejor conocido como Lady la Vulgaraza. HOY/ Oscar Navarrete

Javier Antonio Hernández Urrutia, mejor conocido como Lady la Vulgaraza. HOY/ Oscar Navarrete

Después que Javier Antonio Hernández Urrutia, mejor conocido como Lady la Vulgaraza, denunciara en su cuenta de red social que le habían negado la atención médica en un centro de salud público, como represalia a sus denuncias contra el gobierno Ortega-Murillo, varios médicos se ofrecieron a verlo.

A eso de las 10:30 de la mañana de ayer, Hernández Urrutia se encontraba en su casa. Dijo sentirse mejor y estable, pues un especialista independiente lo había revisado y recetado medicamentos para sus dolencias.

Contó a HOY que en horas de la madrugada, salió de su casa en San Judas, Managua, hacia el Centro de Salud Edgard Lang, en busca de ser atendido ante insoportables dolores de espalda.
Dijo que al llegar al lugar donde se atiende la emergencia, lo recibió una señora con gabacha de médico y desde que lo miró adoptó una mala actitud.

Le expresó que no había quien lo atendiera en ese momento. Explicó Hernández Urrutia que para nada le preguntó sobre sus padecimientos, lo que lo hace pensar que hubo indisposición en su caso.
Aparentemente la mujer reconoció al personaje, que se ha ganado simpatías en su sitio digital por “gritarles sus verdades” (como él dice) a los gobernantes. “Simplemente me negó la atención, porque ella vestía como doctora, entonces yo le dije: ¿Y usted qué es? ¿Qué hace aquí? ¿Por qué entonces viste como doctora?”, reclamó el afectado.

De origen humilde, Javier Antonio se ha ganado la simpatía de sus seguidores en red social. HOY/Archivo
De origen humilde, Javier Antonio se ha ganado la simpatía de sus seguidores en red social. HOY/Archivo

Como la funcionaria del centro de salud se negó a dar más explicación, Hernández Urrutia regresó a su casa. “Me tuve que volver, ¿qué más iba a ser? Con mis dolores me regresé, no tenía ni fuerzas para seguirle reclamando por su mala actitud”, denunció.

Confirma lo que han negado

Las autoridades de gobierno, especialmente del Ministerio de Salud (Minsa), han negado el crítico señalamiento de organismos de derechos humanos que aseguran que por órdenes de la pareja presidencial se niega atención medica en instalaciones públicas a los nicaragüenses que desde abril se han declarado opositores.

El tema es tan grave que ni el Minsa, ni el gobierno, han podido sacudirse la acusación sobre la muerte del adolescente autoconvocado Álvaro Conrado, quien —según su familia— falleció porque le negaron atención asistencial cuando llegó herido después de una manifestación de estudiantes contra el régimen, el 20 de abril del año pasado.

El gobierno estadounidense sancionó en junio pasado a la exministra de Salud Sonia Castro, a quien señaló de verse involucrada en acciones significantes de violaciones hacia los derechos humanos de los nicaragüenses.

La manipulación política del sistema de salud, que puso en peligro la vida de miles de nicaragüenses durante las crisis iniciada en abril de 2018, desembocó también en una fuerte sanción de parte de Estados Unidos contra Castro.

“El Ministerio de la Salud se rehusó a brindar tratamiento a las víctimas de la violenta represión, provocando aumento de lesionados e incluso llevó a la muerte de ciudadanos debido a la falta de atención médica”, fue parte de las razones en las que el Departamento del Tesoro de Estados Unidos sustentó la sanción de Castro.

“Trabajadores de hospitales estaban bajo las órdenes de reportar a los protestantes a parapolicías, quienes los sacaban de los hospitales, resultando en desapariciones forzadas”, agregó la nota de sanción.

Los médicos han protestado por malos manejos en el sistema de salud. HOY/Archivo
Los médicos han protestado por malos manejos en el sistema de salud. HOY/Archivo
'Muy mal', dicen médicos

Al doctor José Luis Borge, vicepresidente de la Unidad Médica Nicaragüense (UMN), no le sorprendió la denuncia que el conocido joven hizo en su cuenta de red social sobre la negativa para atenderlo en un centro de salud público. Dijo que tenía mucha suerte, porque su caso se hará publico, mientras decenas están ocultos.

“Eso está ocurriendo, ocurre con los presos políticos, con sus familiares, sabemos que se les niega la atención médica y si los atienden los tratan mal, porque los tienen identificados. Es un mal sistema”, criticó. Sobre el muchacho, señaló que varios médicos independientes y de su organización se pusieron a la orden.

“Le damos seguimiento”, dijo. Sobre la denuncia, el gremio la agrega a una serie de anomalías que cuentan como parte de la represión desde el sistema de salud. “Se trata de un derecho, que es la salud, pero además hay una manipulación política, una contaminación del trabajo médico que raya en violación a los derechos humanos. No debería pasar, esto es evidencia de lo mal que está el sistema de salud”, dijo Borge.

Por negar derecho

El régimen de Daniel Ortega no pudo sostener más a Sonia Castro como titular del Ministerio de Salud (Minsa), por estar acusada de ordenar no atender a manifestantes opositores en hospitales públicos.

Mediante el acuerdo presidencial 108-2019 publicado en La Gaceta, diario oficial, el 26 de julio, Castro fue destituida como ministra de Salud y como “premio de consuelo” fue nombrada asesora presidencial.

...

Notas Relacionadas