¿Por qué establecer metas financieras desde la niñez?

Una de las cosas más importantes del proceso de crear y cumplir una meta es que cuando sus hijos lo logran, refuerzan su imagen (autoestima) y comprenden que cuando hay un plan a seguir de por medio, es capaz de lograr cosas nuevas.

HOY

T odos los padres quieren que sus hijos sean adultos exitosos: tanto en el plano emocional, familiar, profesional y sobre todo en lo económico. Por lo general asociamos ese proceso a la calidad del colegio o universidad que elegimos, a las amistades que le rodean, al acceso a tecnología que tienen… en fin todas ellas son piezas importantes en el rompecabezas del éxito individual, muchas veces se deja de un lado el desarrollo de habilidades blandas, como el sentido de responsabilidad, la disciplina y perseverancia, que les ayudan en todos los ámbitos de la vida, y especialmente en la construcción de la libertad financiera.

¿Por qué los niños deben tener metas?

La importancia de que las niñas y niños se fijen metas desde temprana edad es porque mediante el proceso aprenderán a tener disciplina, a formarse hábitos para llegar hasta esa meta, así como aprender a organizarse y a concentrarse en sus objetivos. Se darán cuenta que no basta con pedir algo para tenerlo, sino que debe haber esfuerzo de por medio.

Una de las cosas más importantes del proceso de crear y cumplir una meta es que cuando sus hijos lo logran, refuerzan su imagen (autoestima) y comprenden que cuando hay un plan a seguir de por medio, es capaz de lograr cosas nuevas.

¿Cómo establecer metas?

En general el proceso de fondo para crear metas no cambia mucho respecto a lo que se recomienda para los adultos, lo que cambia es principalmente la forma. Mediante el programa

Pesito a Pesito, de Dele Pesos a sus Pesos, hemos elaborado los siguientes tips para que los padres acompañen a sus pequeños en el proceso:

1) Las metas a fijarse deben ser realistas según su edad. Si usted le ayuda más de la cuenta, no tiene sentido.

2) La complejidad y duración de las metas también van de acuerdo con su edad.

3) Las metas de sus hijos deben perseguir SUS sueños/deseos, no los de usted.

4) Hay que hacer acompañamiento mutuo.

5) Dar seguimiento. El monitoreo constante del cumplimiento de las metas es importantísimo al inicio, pues por ser un nuevo hábito requiere ser reforzado constantemente.

En este proceso las orientaciones y reacciones son claves. Recuerde siempre reforzarle que, si se esfuerza y persevera, podrá cumplir sus metas y que usted está ahí para enseñarle y apoyarle. Y que siempre puede empezar de nuevo y hacerlo mejor.

Otras recomendaciones y abordajes temáticos de la educadora financiera  Gisella Canales (No deje de verles), visite su página:  Dele Peso a sus pesos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

...

Notas Relacionadas