Pastor vino de Costa Rica y desaparece al ingresar a Nicaragua

Esposa dice que hace 13 días le dijo que viaje iban bien y que se encontraba en Peñas Blancas, Nicaragua. Autoridades le niegan información

Juanita Blanco Rodríguez, esposa del pastor desaparecido, ayer al denunciarlo en Managua. HOY/Lidia López

Juanita Blanco Rodríguez, esposa del pastor desaparecido, ayer al denunciarlo en Managua. HOY/Lidia López

El pastor evangélico Guillermo Hernández Moncada, de 52 años, está desaparecido desde el pasado 22 de julio, cuando se reportó por última vez con su familia para decirle que su viaje a Nicaragua iba todo bien, reportó este lunes Juanita Blanco Rodríguez, esposa de la víctima.

Según un documento proporcionado por las autoridades de Migración, Hernández Moncada pasó por Peñas Blancas a las 9:39 de la mañana de ese 22 de julio.

Sin embargo, luego de esa hora su familia no han vuelto a saber de él. Hernández Moncada, originario de Estelí, vive junto a su familia en Costa Rica desde julio de 2018, pero regresaba al país para visitar a su familia, señaló Blanco Rodríguez, quien también es pastora.

No era político

Ella descarta que la desaparición de su esposo se deba a fines políticos, puesto que él no participó en ninguna manifestación social en contra del régimen de Daniel Ortega.

La pareja estuvo pastoreando durante 15 años una iglesia en Jinotepe hasta julio del año pasado cuando fueron llamados a dirigir una iglesia en Costa Rica, detalló Blanco Rodríguez.

“Quiero decir que él es inocente, el trabajo de nosotros aquí en Nicaragua y donde estamos ahora en Costa Rica, ha sido predicar el evangelio (…) es un momento difícil y no quisiera que haya sido vinculado en una situación política porque realmente no fue ese nuestro trabajo en Jinotepe”, dijo Blanco Rodríguez.

La última vez que el pastor se comunicó con su esposa le dijo que todo iba bien y que ya estaba en Peñas Blancas, Nicaragua. HOY/Lidia López
La última vez que el pastor se comunicó con su esposa le dijo que todo iba bien y que ya estaba en Peñas Blancas, Nicaragua. HOY/Lidia López

La esposa del desaparecido ya lo buscó en la delegación policial de Rivas, Auxilio Judicial y el Instituto de Medicina Legal, sin lograr algún resultado. El problema es que las autoridades policiales no informan sobre las personas que secuestran y ha sido una costumbre que la familia solo los vea cuando los acusan por algún delito inventado.

Secuestros cada día

Kevin Monzón Mora, de 18 años, fue también reportado como desaparecido. Aunque según conocieron sus familiares lo secuestró la Policía Orteguista (PO) el pasado 1 de agosto cerca de las instalaciones de Plaza El Sol, cuando este se dirigía a las hípicas en celebración a Santo Domingo de Guzmán. Así lo denunció ayer lunes el padre de la víctima, Adrián Monzón.

Según Monzón, su hijo se encuentra en el Chipote y al momento de preguntar el motivo de su detención, la PO solamente le dijo que estaba bajo “proceso de investigación”. Monzón Mora es un autoconvocado y participó de las manifestaciones cívica.

La Policía es señalada de realizar secuestros, que en complicidad con la Fiscalía y los jueces los legalizan en tribunales orteguistas. HOY/Archivo
La Policía es señalada de realizar secuestros, que en complicidad con la Fiscalía y los jueces los legalizan en tribunales orteguistas. HOY/Archivo

Sin ley

El abogado defensor Julio Montenegro manifestó que ya se presentó un recurso de exhibición personal, sin embargo, las autoridades hacen caso omiso. Primero secuestran El joven lleva cinco días detenido ilegalmente y su padre espera verlo este miércoles 7 de agosto.

“Se está volviendo común que volvamos al código de instrucción criminal, donde primero se detenía a la persona y luego se le investigaba y pasaba largo tiempo la persona privada de su libertad”, expresó Montenegro.

Montenegro agregó que también se está volviendo común las detenciones por tirar bombas artesanales, como es el caso del adolescente Brayan José Putoy Putoy, de 15 años de edad, quien se encuentra preso e incomunicado en las cárceles del Chipote, en Managua, después que fue secuestrado por antimotines la mañana del viernes 2 de agosto en Monimbó, Masaya. A Putoy se le quiere imputar el delito de tirar bombas.

“Últimamente tenemos muchos casos donde ciudadanos de Masaya están detenidos por eso”, dijo Montenegro.

Silencio total

52 años de edad tiene el pastor desaparecido y había regresado a Nicaragua a visitar a familiares.

15 años administró una iglesia en Jinotepe hasta que su congregación los trasladó a otra misión a Costa Rica.

13 días cumplía ayer de desaparecido el religioso.

 

...

Notas Relacionadas