Rescatan a anciana y estilista en cauces capitalinos

Lo peor de querer rescatar a alguien del peligro es que no se deje, eso lo saben bien el grupo de rescatistas de los bomberos

Equipo de la Cruz Roja intentó sanar las heridas de la cabeza de la señora rescatada, pero ella no dejaba que la tocaran. Luego que ella tomara una piedra desistieron de valorarla. Yaosca Reyes

Managua

Sentenciaba a todo aquel bombero que quisiera tocarla. Se rehusó una y otra vez a ser extraída (aunque era por su propio bien) del cauce donde horas antes había caído.

Y es que lo peor de querer rescatar a alguien del peligro es que no se deje, eso lo saben bien el grupo de rescatistas que ayer viernes hicieron de todo para poder sacar a una señora de avanzada edad del interior del cauce ubicado cerca del puente El Riguero.

Aparentemente la señora se introdujo al cauce, pero estando dentro se resbaló, cayó y se raspó la frente. Una de las vecinas del sitio la miró y dio aviso a los bomberos, ya que las corrientes de agua estaban poniéndose fuertes.

“Esa señora no es de aquí cerca. Yo la miré en la mañana que andaba ahí en el cauce jugando agua”, platicó uno de los vecinos del lugar, quien junto con otros miraban el rescate.

-“¡Señora quédese quieta! Deje que la curemos”, decía uno de los miembros de la Cruz Roja que la atendió cuando por fin la sacaron.
-“¡Noooo! Suéltenme, suéltenme… vos te estás burlando de mí, te vi la cara (señalaba a uno de los bomberos)… ¡dejaaameee!”, no paraba de gritar la señora, de quien no se supo el nombre. Como no se dejó atender, tanto bomberos como cruzrojistas la dejaron y se retiraron.

Estilista

Otro que corrió casi con la misma suerte fue un estilista, quien supuestamente labora en un salón muy reconocido de la capital. El hombre al parecer fue víctima de robo en el sector de Rubenia, precisamente del Colegio Mi Redentor, 10 varas al sur.

Se cree que luego de haberle robado sus pertenencias, fue lanzado al cauce. La víctima pidió no ser identificada y se le miró bastante golpeado.

“Era una persona que estaba dentro del cauce lesionada, se valoró y se extrajo. Gracias a Dios solo eran golpes menores. La profundidad de este cauce es de unos cuatro metros”, explicó el teniente Elmer Almanza, de la Dirección General de Bomberos.

...

Notas Relacionadas