Universitaria tiene su testigo clave contra taxista que la asaltó

El taxista viajaba con un sujeto de identidad desconocida que iba en el asiento del copiloto, en el trayecto se subió un falso pasajero y este último intimidó a la universitaria y la despojó de un celular

El juicio contra el taxista Pichardo Dellatorres fue programado para el 4 de septiembre de 2019, mientras seguirá en prisión. Lo acusan de asaltar a una universitaria. HOY/Alejandro Flores

HOY

La Fiscalía cuenta con un testigo clave para el juicio contra el taxista Danilo José Pichardo Dellatorres, a quien lo acusan —junto a dos sujetos de identidad desconocida— de asaltar a una universitaria.

El testigo es Adrián Romero Borge, de 18 años, quien dirá en juicio que a las 9:00 de la noche del 14 de julio de 2019 acompañó a su amiga, la víctima Sharon Stacy Narváez Ronas, a buscar un taxi para trasladarse a su casa de habitación.

La víctima —también de 18 años— paró un taxi color verde oscuro, placa M 09812, que era conducido por el acusado. Lo abordó de la antigua Pepsi, una cuadra al oeste, en la bahía de buses y en presencia de Romero.

Minutos después, Romero llamó por teléfono a Narváez para saber si había llegado bien a su casa, pero esta no contestó la llamada telefónica; después hizo otra llamada y el aparato estaba apagado.

El taxista Danilo Pichardo fue asistido por una abogada de la Defensoría Pública. HOY/Alejandro Flores

Asalto en el trayecto

Romero llamó a la madre de la universitaria, quien le dijo que habían asaltado a la joven, por lo que el testigo les dio el número de placa del taxi y fue así que la Policía dio con el paradero del taxista.

Según la Fiscalía, el día que la universitaria fue asaltada, el taxista Pichardo conducía el carro. En el asiento delantero iba un sujeto de identidad desconocida y la víctima iba en el asiento trasero.

Cuando el taxista Pichardo circulaba por la rotonda La Virgen, un sujeto de identidad desconocida le hizo parada y solicitó una carrera al mercado Iván Montenegro, y se subió al carro en el asiento trasero junto a la víctima.

Cuando el taxi circulaba de la rotonda La Virgen, tres cuadras al este, el sujeto que iba a la par de la víctima, le colocó un cuchillo en el abdomen y le decía que no gritara porque la iba a apuñalar. Después el sujeto la despojó de un bolso valorado en 50 dólares y de un celular Huawei Y7, valorado en 300 dólares, en seguida le dijo a la víctima que bajara del carro y no volteara a ver hacia el vehículo. La joven caminó hasta su casa y después interpuso la denuncia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

...

Notas Relacionadas