Recomendaciones para enfrentar la crisis económica que afecta Nicaragua

La educadora financiera Gisella Canales brinda una serie de medidas a seguir para las empresas y trabajadores que deseen superar o sobrellevar la crisis

HOY

Aunque para muchos pudiera parecer imposible, debemos tener claro que  la economía de Nicaragua aún no ha tocado fondo. Es por ello que debemos saber cómo enfrentar una crisis tan prolongada. Según las proyecciones actualizadas del Informe de Coyuntura julio 2019, de la Fundación para el Desarrollo Económico y Social (Funides), este año la economía se reducirá entre 5.4 % y 6.8 % en comparación con el año pasado, por lo que debemos trabajar en nuestra preparación.

Lo que deben hacer las empresas: Si tiene una empresa (por muy pequeña que sea) debe tener presente que lo más probable es que las ventas  sigan a la baja, al mismo tiempo que los costos de producción/operación aumentan, pero sin la posibilidad de poder aumentar precios debido precisamente a la baja demanda. Esto se suma a menor acceso a financiamiento, más impuestos que pagar, menos liquidez, entre muchos otros elementos negativos que —al menos a corto plazo— no van a mejorar.

Esto obligará a la mayoría de las empresas a recortar su escala, lo que implica más despidos, menor producción e inversión, afectando a su vez a las empresas abastecedoras, acentuando la crisis. Por ello debe prestar atención a los siguientes puntos:

1. Nuevos acuerdos laborales. Es necesario que los colaboradores conozcan sobre esta realidad para que se valore la opción de establecer nuevos acuerdos salariales y laborales que eviten —al máximo posible— nuevos despidos.

2. Control a los números. Es VITAL que mantengan un  control estricto  sobre la contabilidad de la empresa (aunque sea micro), mejorar su control de costos y evitar desperdicios.

3. Hay que dar más. Es necesario que las empresas desarrollen su creatividad, innovación y diferenciación con respecto a otras de su ramo, al mismo tiempo que deben continuar la búsqueda de nuevas oportunidades de negocios.

4. Situación cambiante. Todas las empresas debemos aprender a entender a nuestros clientes actuales o a los potenciales (en caso de estar planeando un negocio o iniciándolo), para satisfacer sus necesidades, las cuales pueden estar cambiando debido a la crisis.

Lo que deben hacer los trabajadores

1. La fragilidad en el empleo nos obliga a priorizar gastos y evitar sobrecargar el presupuesto mensual con pagos a largo plazo (por ejemplo automóviles, electrodomésticos), especialmente si no son vitales.

2. Seguimiento. Es necesario que tengamos una herramienta de seguimiento de gastos e ingresos del hogar, lo que permite tener una idea clara de las necesidades efectivo durante el mes y sus fechas, para así poder usar adecuadamente el financiamiento de corto plazo de las tarjetas, por ejemplo, siempre que sea posible pagar de contado en tiempo y forma.

3. Generar ingresos extra. No esperaremos a que la crisis toque a nuestra puerta. Seamos proactivos y busquemos  formas adicionales de generar ingresos, incluso desde el hogar, para preparar el colchón que podrá amortiguar mayores golpes financieros que pudieran llegar. Como ve, debemos organizarnos mejor —tanto empresas como asalariados— y aprender a tomar  decisiones inteligentes. ¡Iniciemos!

Otras recomendaciones y abordajes temáticos de la educadora financiera  Gisella Canales (No deje de verles), visite su página:  Dele Peso a sus pesos


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

...

Notas Relacionadas