Vuelven a detener a excarcelado político Jaime Enrique Navarrete

También allanan violentamente su casa ubicada en el barrio Santa Rosa

Para poder entrar a la casa de Navarrete, la Policía destruyó la puerta de madera ubicada en la entrada principal, además se llevó una computadora que estaba en la sala. HOY/Yaosca Reyes

HOY

El excarcelado político Jaime Enrique Navarrete, secuestrado por la Policía Orteguista (PO) el pasado miércoles 24 de julio, se encuentra en las celdas del Chipote, en Managua. Su casa, ubicada en el barrio Santa Rosa, ayer fue allanada porque supuestamente Navarrete está bajo investigación, según la Policía.

Los policías forzaron el candado del portón principal, quebraron una puerta de madera, rompieron una pared de gypsum y revisaron todos los cuartos de la casa.

“Cuando yo logré entrar a la casa todo estaba tirado, no puedo saber qué buscaban, pero hicieron desastre, incluso, la puerta de la cocina la arrancaron, todas las pertenencias de Jaime estaban tiradas en el piso, y los cajones abiertos”, comentó Miguel Ñurinda, amigo de la familia.

Margine Blandón, mamá de Navarrete, dijo que policías vestidos de civil se mantenían asediándolo desde hace varios días.

Los agentes se lo llevaron el miércoles a las 6:10 p.m., cuando este abrió el portón de la casa para realizar una foto a un carro que estaba afuera de la casa, y los ocupantes lo insultaron, momento aprovechado para llevárselo.
Blandón comentó que la Policía llegaba a hostigarlo día y noche.

La exjuez Rosario Peralta condenó al comerciante Jaime Navarrete. HOY/Archivo

“Estoy muy mal de salud y me están martirizando mi vida y la de mi hijo, qué más quieren de él. Tiene dos lesiones en el cerebro, le desbarataron la boca, le fracturaron la nariz, lo quemaron con puro, le metieron el AK en el ano, le echaron ácido en sus partes, qué más quieren de él”, reclamó Blandón, detallando todas las torturas que le hicieron a su hijo en el Chipote cuando lo detuvieron en junio de 2018.

La madre desconoce la razón por la cual apresaron a su hijo, y cree que ayer los policías llegaron a su casa para poner pruebas falsas y después culparlo de algún delito.

“Drama de la Policía”

De manera violenta, la Policía allanó la casa de Navarrete. HOY/Yaosca Reyes

“Mi hijo es inocente, no es delincuente, nunca ha tenido drogas, ni armas, no tiene necesidad de eso, es un hombre de bien, preparado, y no merece ser hostigado, lo están utilizando como carnada para darle una lección a los demás, o para insinuar lo que le pasará al resto”, dice.

Blandón, quien se encuentra fuera de Nicaragua, comentó que por el momento no puede venir al país, porque económicamente no se encuentra muy bien, pero confía en Dios que su hijo saldrá librado de todo “este drama de la Policía”.

Cuarto de Navarrete. HOY/Yaosca Reyes

“El año pasado estuve allá por la misma situación, quisiera estar al lado de mi hijo en este momento tan difícil, quienes son madres saben la impotencia que uno siente, pero creo en la justicia divina, y yo sé que Dios está del lado de los buenos, justicia pediré siempre por mi hijo y por todos los que sufren de abuso en Nicaragua”, puntualizó.

Había sido condenado

La abogada Yonarqui Martínez está asumiendo la representación de Jaime Navarrete y procedería a la presentación de un escrito de exhibición personal por detención ilegal.

Navarrete fue condenado por el orteguismo a 22 años de cárcel por el supuesto asesinato de Ariel Ignacio Vivas, quien andaba desmontando tranques a punta de balas con la Policía y la Alcaldía el 12 de junio de 2018.

La condena contra este autoconvocado la ordenó la exjuez y ahora magistrada orteguista de apelación Rosario Peralta.

El autoconvocado Edwin Carcache denunció a través de su cuenta de Twitter que “La Policía esta mañana (ayer) realizó un allanamiento en la casa de nuestro hermano excarcelado Jaime Navarrete donde colocaron un arma de fuego, estamos sumamente preocupados porque luego del asedio, hacen dichos montajes y eso se está dando con todos los liberados políticos”.

HOY/ Cortesía

La madre de Navarrete siempre denunció que su hijo tiene dos lesiones cerebrales, pero que a las autoridades nunca les importó, porque no le daban el trato adecuado.

Él necesita de sus medicamentos parar tratarse una enfermedad cognitiva que padece y que lo hace actuar como un niño de 12 a 13 años de edad, a pesar de que tiene 38.

 

HOY/ Cortesía
Un vecino como testigo
Margine Blandón, mamá de Navarrete, dice que el allanamiento en su casa se hizo en presencia de un vecino.

“Yo confío que esa persona elegida no se preste al juego de la Policía”, manifestó. Blandón asegura que ni ella ni su hijo han tenido algún día problemas en el vecindario.

“Mientras mi hijo esté en manos de esa gente, rogaré a Dios que me lo proteja, como madre pido que me lo valoren, porque se encuentra mal de salud”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

...

Notas Relacionadas