Joven quedó en libertad al probar que mató en legítima defensa

Pasó tres meses en prisión por muerte de indultado que le quiso robar

En una calle de Estelí quedó tirado el cuerpo de Norman Enrique Montalván Hernández, de 26 años, quien murió tras un asalto frustrado. HOY/Archivo/Cortesía Radio ABC

Después de pasar tres meses en prisión preventiva, el abogado del joven Nahúm Josué Valenzuela Pérez, de 19 años, logró probar que su cliente actuó en legítima defensa cuando mató a Norman Enrique Montalván Hernández, de 26 años.

Los hechos ocurrieron la mañana del pasado 16 de marzo, cuando Montalván junto con otros dos sujetos quisieron robarle a Valenzuela y este logró quitarle el cuchillo a su agresor y en el forcejeo resultó herido Montalván, quien falleció desangrado en una calle del barrio Nuevo Amanecer, de Estelí.

Cuando se desempolvó el pasado de Montalván se descubrió que este apenas había salido en diciembre de 2018 de prisión, ya que fue indultado por el presidente Daniel Ortega.

El 14 de junio finalmente le extendieron la orden de libertad a Nahúm Josué, quien había pasado de víctima a victimario.

En el robo también habían participado Jader Manuel Hernández Pérez, de 27 años, alias el Toro y Engels Francisco Huete Romero, de 28, alias Simpson, junto a Montalván. Los tres tenían antecedentes delictivos.

Danilo Urrutia, abogado de Nahúm Josué, contó que su cliente se entregó voluntariamente a la Policía de Estelí. “Porque él de inmediato no se dio cuenta que había fallecido (su agresor), pero luego se enteró y dio su versión de los hechos y la Policía abrió causa contra él”, añadió.

El joven Nahúm Josué Valenzuela fue acusado de homicidio. HOY/Archivo

Urrutia explicó que la ley tiene su imperio y que los homicidios se tramitan con prisión preventiva. “No hay otra alternativa porque ya la ley prevé cuáles casos son con prisión preventiva y cuáles no. Actualmente la mayoría se tramitan con prisión preventiva”.

Por lo que el joven barbero fue dejado en prisión por una juez de audiencias de Estelí.

“Es un muchacho que a pesar que tiene 19 años estaba sereno, confiado en que al final se iba a saber la verdad. A mí me extrañó que por qué le abrieron proceso si esa es una legítima defensa que la misma Policía tiene la facultad de declararla… y el juez de audiencia también pudo declarar la legítima defensa, pero tanto la Policía como los jueces de audiencia le dejaron el trabajo a la juez de juicio”, manifestó el abogado defensor.

Ya en juicio, la juez valoró las pruebas y los testimonios con los que se contaba, y giró orden de libertad para el joven.

Lo atacaron con piedras y cuchillo

Norman Enrique Montalván Hernández, un exreo indultado por el gobierno en diciembre del 2018, murió desangrado en una calle de Estelí. HOY/Archivo/Cortesía

“Del análisis que la propia juez de juicio le hizo a la acusación era fácil deducir que estábamos ante un caso de legítima defensa, porque en los hechos que se narraban en contra de mi representado decían que él había sido víctima de una interceptación de tres sujetos, dos que llevaban piedras y uno con arma blanca, que lo sujetaron del cuello, que lo intimidaron con el arma blanca y que lo despojaron de sus pertenencias y que él en un forcejeo le logró quitar el arma blanca al agresor y lo jincó con la propia arma, por defenderse pues, en el forcejeo, eso sucedió en segundos, y de manera simultánea y los otros lo apedrearon”, manifestó Urrutia.

Nahúm no tenía antecedentes penales, a como sus tres atacantes.

Los otros dos sujetos fueron acusados simultáneamente por el robo al joven barbero.

Pero al salir en libertad Nahúm, su familia desistió de acusar a los agresores en los tribunales por el robo, por lo que quedaron libres.

Mientras la familia del fallecido Norman Enrique Montalván Hernández, a través de un abogado privado, hizo saber a la juez que no pedían nada contra Nahúm.

Otros casos de legítima defensa

Eximen de responsabilidad penal a Jorge García Abarca

Juez resuelve que joven actuó en legítima defensa al balear a supuesto ladrón

Mesero declarado inocente por legítima defensa en muerte de zapatero

Legítima defensa: La delicada línea entre matar o morir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

...

Notas Relacionadas