Situación económica agobia a comerciantes

Siguen sin cruzarse a nuevo galerón por falta de recursos

Son pocos los compradores que llegan a esta zona y por la mañana algunos logran aprovechar con sus clientes viejos. HOY/ Roberto Fonseca

HOY 

Doña Claudia Zelaya vende abarrotes en los tramos que fueron construidos el año pasado detrás del Distrito Uno de la Policía en el mercado Oriental. Ella fue víctima del incendio ocurrido en mayo del 2017 en el galerón de abarrotes. Desde que ocurrió esa tragedia, su vida económica no volvió a ser la misma. Ahora le cuesta más mantener a su familia.

Zelaya se cruzó al tramo con la esperanza de recuperar todo lo que había perdido durante el siniestro, pero se encontró con una realidad muy triste. Ganarse el pan de cada día cada vez es más complicado.

“A veces se vende y a veces no. Esta zona permanece vacía porque muchos comerciantes prefieren irse a vender de manera ambulante y otros solo ocupan de bodega el espacio porque si nos quedamos aquí, entonces nos vamos sin los realitos”, señala la marchante.

Bajas ventas

HOY/ Roberto Fonseca

Aunque ella vende granos básicos, dice que sus ventas no se mantienen al cien, porque la competencia también ha aumentado. “Ahora vas a ver puestos por todos lados, uno se logra mantener con algunos clientes”, indica.

Zelaya cuenta que aunque la idea del nuevo galerón le emocionó en su momento, nunca se les comunicó que ellos debían asumir las cortinas del tramo y la instalación de la luz, “por la situación que atraviesa el país, no hemos podido cruzarnos, si yo hubiese sabido, con tiempo hubiese recogido o solicitado un préstamo, por eso me quedado aquí (detrás de la Estación)”, cuenta.

La marchante espera en septiembre poder trasladarse, pues cree que por la temporada las ventas puedan aumentar.

“Ya los últimos meses del año la gente saca un poco más de dinero, yo estoy siendo positiva, no sé si así será, pero es lo que quiero creer para no afligirme, nos toca salir adelante, menos mal tenemos un Dios que no nos desampara en medio de todo, debemos seguir”, subraya.

Ambiente no motiva
Los comerciantes que tienen sus espacios detrás de la Estación de Policía señalan que el ambiente desértico que hay en el nuevo galerón, tampoco los motiva a querer pasarse.

Muchos esperan que a finales de este año el comercio pueda mejorar, y así poder trasladarse a los tramos y aportar un poco más de movimiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

...

Notas Relacionadas