Ferreterías en los mercados son afectadas por crisis económica

La demanda de materiales es cada vez más baja

La mayor parte del tiempo, la zona se mantiene así de desierta. Son pocos los días en los que hay movimiento. HOY/Perla Gutiérrez

HOY

Isabel Leonor Gutiérrez tiene 32 años de vender productos ferreteros en el mercado Roberto Huembes. Aunque desde que empezó su negocio ofrece a los clientes café y pan para ganar dinero extra, el año pasado determinó agregar otras cosas como caramelos, chiverías, gaseosas y hasta ropa de segunda, para no dejar caer sus ganancias.

“Las ventas en este sector (ferretería) se mantienen regulares, hay días en los que no vendés, pero otros en que sí. En los días feriados, por ejemplo, y los fines de semana, muchos están en casa y se vienen a comprar alguna herramienta para ponerse a trabajar y es ahí que nosotros aprovechamos, pero tenemos que buscar otras opciones”, dice la marchante.

Por su parte, el comerciante Jorge Valenzuela dice que las ventas ferreteras se vieron perjudicadas desde que comenzó la crisis sociopolítica en el país. Además, refiere que desde hace algunos meses muchos productos han incrementado su costo, lo que también les ha afectado.

Muy preocupados

“Ya nada es lo mismo, antes teníamos compradores que venían desde los departamentos, llevaban zinc, cemento, clavos, carretillas, pinturas, herramientas como martillos, cortadoras, ahora nos cuesta sacar la mercadería, no podemos dar rebajas porque igual compramos caro, pero a veces uno por no dejar ir al cliente trata de dar el descuento, pero está difícil, la pensamos”, subraya.

En el Oriental, la situación es la misma, en este centro de compras se encuentran varios mayoristas y estos aseguran que el nivel de pedidos ha bajado.

“Nosotros servíamos de proveedores a comerciantes en el Huembes y en el Mayoreo, a veces en el Iván Montenegro y en otros puntos del país, ya eso ha cambiado, hemos tenido que prescindir del servicio de muchos trabajadores, todo esto viene desde el año pasado, siento que cada vez la situación se pone color de hormiga, estamos preocupados”, comenta Mynor González.

El mayorista, quien tiene dos puestos en el centro de compras, alega que logra sobrevivir promocionando su negocio a través de las redes y yendo con sus propios recursos a dejar los pedidos a los departamentos.

“Hablo con los clientes y les digo que yo les llevaré hasta sus casas o negocios las cosas, antes ellos tenían que venir aquí, he decidido asumir ese reto porque ya no podemos perder nada, la competencia cada vez es más fuerte y la demanda es menor, no hay plata, los proyectos se han caído, y nosotros no podemos quedarnos con las manos cruzadas”, indica.

Son varios los comerciantes que meten otros tipos de mercadería para generar ingresos económicos. HOY/ Perla Gutiérrez

Marlene Pineda, otra vendedora en el Oriental, señala que ella ha valorado cerrar su negocio de ferretería y poner uno de comida.

“La comida es la que no se deja de vender, si la cosa sigue así yo voy a tener que cambiar mis planes, porque no podemos invertir y no recuperar nada”, asegura.

HOY/ Perla Gutiérrez
Acarreadores afectados
La mayoría de trabajadores que se ponían con sus camionetas afuera de los locales a esperar clientela, se han retirado.

Muchos han optado por buscar otro tipo de entradas económicas, pues ya no les estaban entrando rumbos. Roberto Amador, quien se ganaba la vida de esa manera, dice que solo trabaja de jueves a domingo y el resto de día hace jardinería.

...

Notas Relacionadas