Sacerdote José Iván Centeno, de Wiwilí: “Están venadeando a mucha gente”

Religioso del municipio de Wiwilí cree que están matando a gente por participar en protestas

El padre José Iván Centeno señaló que él ha sido víctima de amenazas y ataques de violentos simpatizantes del partido de gobierno, por denunciar las injusticias que se cometen. HOY/W. Aragón

“Están venadeando (matando) a mucha gente”. Así se refirió el sacerdote José Iván Centeno, párroco de la iglesia Nuestra Señora de Fátima del municipio de Wiwilí, departamento de Nueva Segovia, a las recientes ejecuciones de varios campesinos asesinados en esta localidad fronteriza con Honduras.

Lea también: 18 paramilitares acribillaron a campesino cerca de su finca

El sacerdote señaló que la iglesia que él dirige en el municipio de Wiwilí conoció de que en las últimas semanas hubo al menos tres muertes de campesinos, producto de las ejecuciones que vienen realizando personas no identificadas hasta el momento y que han sido denunciadas por familiares de las víctimas.

“Lo lamentable es que no se conoce tampoco que autoridad competente alguna esté o haya investigado estos crímenes”, dijo.

Ya hay denuncias

El padre manifestó que estos casos ya lo han denunciado a nivel local (instancias del gobierno) y manifestado a las autoridades nacionales de la iglesia, a quienes han explicado que esas muertes alarman a la población de este municipio, “porque por un lado son muchas y son vistas por las autoridades (policiales) como hechos comunes que las relacionan a pasadas de cuentas por conflictos de propiedad o a actividades delictivas. Pero esto no se investiga, esto más bien se tapa, se esconde, y esto duele y hace mucho daño a la gente, porque no hay justicia”, dijo.

Puede interesarle: Tirotean cerca de su casa a preso político

Agregó que hay mucha gente del campo que están apareciendo muertas de forma extraña (perforados sus cuerpos de balas) en zonas aledañas a Wiwilí y Jinotega, y que han sido atribuidas a grupos delincuenciales, “pero en realidad son gente que han tenido que ver directamente en las protestas y esto hace sospechar que son ejecuciones selectivas”, reiteró.

Zozobra

“Aquí hay mucha zozobra entre las familias del campo y entre gente que se siente asediada o perseguida. Muchos han emigrado del municipio por miedo, por temor de ver que son negadas las posibilidades de ser incluidas en beneficios sociales, cuando se sabe que no son simpatizantes del gobierno”, refirió el párroco.

Puede leer: En Carazo nadie olvida la masacre ejecutada por paramilitares y policías

...

Notas Relacionadas