Crisis de Nicaragua golpea los mercados de la capital

La mayoría de negocios situados en los mercados Oriental y Mayoreo reportan ventas bajísimas. Los comerciantes aseguran que todo se debe a la crisis económica, que se agravó con el estallido social de abril 2018.

Muchos comerciantes detallan que pronto serán imposibles las ventas. HOY/Foto: archivo

Managua

La mayoría de negocios situados ya sea en el Oriental o el Mayoreo reportan ventas bajísimas. Los comerciantes aseguran que todo se debe a la crisis económica, que se agravó con el estallido social de abril 2018.

La barbarie política, la represión, la ola de desempleo a nivel nacional, el aumento desmedido del combustible y hasta las condiciones climáticas han golpeado fuertemente las actividades comerciales y económicas.

En cuanto a la venta de granos básicos (arroz, azúcar, frijoles, maíz), los vendedores podrían asegurar que no dejan de “realizar el día a día”, pero en comparación con otras épocas, “las cosas van mal y seguramente vienen peores porque los bolsillos de los nicaragüenses están vacíos y pronto hasta comprar frijoles será imposible”, refiere José Velázquez, del Oriental.

Si de perecederos se trata, las cosas no están bien; los vegetales están caros, “antes mirábamos nuestro dinerito, ya no. Eso también le pasa al consumidor, que no se acostumbra a los precios que uno le dice y pide rebaja, porque nunca le alcanza”, expresa Yaosca Chávez, del Mayoreo.

La marchante cuenta que está comprando el quintal de cebolla a 2,200 córdobas, hace una semana a 2,000 y antes podía encontrarlo a menor costo. “Ocurre lo mismo con la papa, la zanahoria, la chiltoma… todo está caro y que las cosas bajen unos córdobas no ayuda mucho a nadie, no hay compensación”, considera.

En lo concerniente a la venta de carnes, pollo y embutidos, los comerciantes del Mayoreo y Oriental coinciden en que solo en los días de pago o por festividades logran grandes pedidos.

En otros sectores, como la ropa, el calzado o productos para el aseo, no hay mejorías en cuanto a ventas. El panorama es desalentador.

...

Notas Relacionadas