Balazos propinados a preso político le impedirá volver a caminar

En video que circuló en fin de semana, el herido identifica a su agresor. Policía les confirma que fue policía, pero desertó con todo y arma

A José Alejandro Martínez Vásquez, el preso político baleado, le han dicho que quedará inválido. HOY/Cortesía

A José Alejandro Martínez Vásquez, el preso político baleado, le han dicho que quedará inválido. HOY/Cortesía

José Alejandro Martínez Vásquez, el preso político baleado, identificó a su agresor, un expolicía de Ocotal, a quien apodan Lágrima y a quien señalan como paramilitar.

La Policía de esa ciudad, según los familiares de Martínez Vásquez, admite que Lágrima estuvo en sus filas, pero que desertó llevándose el arma de la institución, aunque no dijo la fecha de su salida, ni los motivos.

La familia del herido expresó que no entendían cómo era posible que el matón (que desertó de sus filas) haya podido estar tan cerca de la delegación policial y con un arma policial haya podido atentar contra la vida del preso político y de remate huir, pues hasta el cierre de esta edición no se había comunicado de su detención.

Lea también:Tirotean cerca de su casa a preso político

“Se desgració en mi vida”

El preso político se encuentra en estado grave en el hospital Lenín Fonseca, de Managua, y según le han informado, no volverá a caminar porque una de las balas disparadas en su contra se mantiene alojada cerca de su columna vertebral.

“Me atacó a quemarropa, sin mediar palabras, fui atacado sin tener nada, desgració mi vida solo por ser un preso político”, dijo Martínez Vásquez en un video que los presos políticos hicieron circular ayer en horas de la mañana. “Me propinó cinco balazos, pero solo Dios me ayuda”, dijo visiblemente afectado.

Lea también: Carcelero mata a preso político en incidente ocurrido en La Modelo

El joven llegó a Managua la medianoche del viernes 12 de julio, y el sábado a las 9:00 de la mañana entró a cirugía para extraerle una bala de la cabeza. “Los médicos me han atendido muy bien y me explicaron la situación de mi hijo, que no volverá a caminar, pero la última palabra la tiene Dios”, confió Luz Marina Vásquez, la madre de la víctima.

El ataque contra Martínez ocurrió cerca de las 9:00 de la noche del jueves último, a una cuadra y media de la estación de Policía de ese municipio, donde está ubicada su vivienda .

Todo ilegal

El preso político estuvo casi nueve meses en las mazmorras del Chipote y luego en el Sistema Penitenciario de Tipitapa. El 28 de junio de 2018, fue secuestrado por la Policía Orteguista (PO) y nunca fue puesto ante autoridad judicial. Fue liberado junto a otros 49 presos políticos tras acuerdos firmados por la AC y el gobierno.

...

Notas Relacionadas