“Yo no lo voy a perdonar, Dios es el único que perdona”, dijo abuela de la niña Diana Raquel Gutiérrez

Abuela de Diana Raquel Gutiérrez pide 30 años de cárcel para el asesino confeso, quien le dijo a la juez que estaba drogado cuando privó de la vida a la niña

Doña Nora María Hernández Díaz, abuela materna de la niña Diana Raquel Gutiérrez Hernández, de 12 años, pide castigo máximo para el asesino confeso. HOY/Alejandro Flores

HOY

“Ahí está un Dios, yo no lo voy a perdonar; Dios es el único que perdona, yo no lo voy a perdonar nunca, soy cristiana. Solo Dios es el único que lo va a perdonar, pero yo no lo voy a perdonar porque me le quitó la vida a un ser querido, todavía a él lo van a tener, lo van a abrazar. Yo no voy a abrazar a esta niña”, dijo entre llantos ante una juez doña Nora María Hernández Díaz, abuela materna de la niña Diana Raquel Gutiérrez Hernández, de 12 años.

Doña Nora se presentó al inicio del juicio la mañana de ayer contra el asesino Víctor Ortiz Moraga, de 24 años. La abuela de la niña cargaba entre sus manos un cuadro con la foto de la menor, cuyo crimen ocurrido a eso de las 4:30 de la tarde del 25 de mayo de 2018.

El asesino después de conversar por más de 20 minutos con su defensa (una abogada de la Defensoría Pública) tomó la decisión de confesar el crimen que perpetró contra la niña Diana Raquel.

La lectura de sentencia contra Víctor Moisés Ortiz Moraga, de 24 años, fue programada para el 17 de julio de 2019, a las 11:00 de la mañana. HOY/Alejandro Flores

Asesino quiso justificarse ante juez

Ortiz quiso justificar el crimen que cometió con el cuento de que estaba drogado y poseído por el demonio.

“Yo estaba drogado ese día y de todo corazón yo le pido perdón en nombre de Jesús a la familia (de la niña). Yo nunca tuve problema con la familia, nunca tuve problemas con ella (con la niña)”, expresó Víctor al momento que admitía los hechos, ante la juez Décimo Distrito Penal de Juicio, Nancy Aguirre.

La osamenta de la niña Diana Raquel fue hallada en el fondo de una letrina en la vivienda donde vivía el asesino, el 23 de mayo de 2019, en el barrio La Primavera de la capital. Casi un año después de haber sido cometido el crimen.

Doña Nora expresó que su corazón siempre le decía que su nieta había sido asesinada en la casa de Víctor. “Yo sabía que mi niña no había pasado de ese callejón, porque cuando yo pasaba por ese callejón mi corazón me palpitaba duro”, dijo la abuela de la niña.

Fiscalía pide pena máxima

La Fiscalía pidió contra Víctor Moisés Ortiz Moraga, de 24 años, la pena máxima de 30 años de cárcel porque este se ensañó en la niña al privarla de la vida con un objeto contuso en la cabeza y después la enterró en la letrina de su casa. La defensa solicitó 25 años.

Fueron 363 días los que transcurrieron, hasta que por fin fue hallada la osamenta de la niña Diana Raquel Gutiérrez, quien fue asesinada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

...

Notas Relacionadas