La euforia se desató en Ciudad de México por Copa Oro

Pasada la media noche, la multitud seguía reunida en el Ángel de la Independencia.

México venció 1-0 a Estados Unidos para coronarse campeón en la Copa Oro 2019 ayer. Foto AFP

MÉXICO/AFP

Centenares de aficionados de la selección mexicana de fútbol se reunieron en el Ángel de la Independencia, emblemático monumento de la Ciudad de México, anoche para celebrar la obtención de la Copa Oro de la Concacaf.

En cuanto terminó la final en la que México venció 1-0 a Estados Unidos en el Soldier Field de Chicago, los hinchas mexicanos salieron de restaurantes y bares aledaños ubicados en la llamada ‘Zona Rosa’, un punto turístico y de entretenimiento de la capital mexicana.

“¡México, México, México!” corearon los aficionados, muchos de ellos vestidos con camisetas del Tri.
“¿Y dónde están, y dónde están los pinches gringos que nos iban a ganar?”, cantaban algunos grupos de amigos.

Más de una hora después del término del partido, seguía llegando gente al Ángel de la Independencia, lugar por excelencia para los festejos motivados por la selección mexicana de fútbol.

La circulación en la avenida Paseo de la Reforma fue cerrada en ambos sentidos para proteger a los aficionados que iban y venían del Ángel de la Independencia al compás del claxon que sonaban los automovilistas más cercanos.

Ante la dificultad de encontrar un lugar para aparcar, algunas personas aprovecharon la oportunidad para cobrar por un sitio y vigilancia para los autos de quienes se iban sumando a los festejos.

También hubo vendimia de alimentos como tacos, algodones de azúcar y manzanas confitadas, así como de artículos para festejar: desde bigotes postizos de 15 pesos (unos 75 centavos de dólar) hasta banderas mexicanas de 100 pesos (poco más de 5 dólares).

En la vía pública y ante la presencia de los elementos de seguridad, la celebración contó con bebidas alcohólicas, desde cervezas hasta botellas de vodka, según constató la AFP.

“Somos campeones y se tiene que festejar”, justificó Luis Lozano, un joven aficionado. “No fue espectacular, pero al menos el equipo ya sabe a lo que juega”, comentó el mismo hincha sobre la forma en que México se coronó campeón de la Copa Oro de la mano del técnico argentino Gerardo Martino.

Pasada la media noche, la multitud seguía reunida en el Ángel de la Independencia. Algunas personas se marchaban a casa porque “hay que trabajar mañana”, dijo una aficionada, Carmen Lara, ante la inminente llegada de este lunes.

Sin embargo, otros recién se sumaban a la celebración por la octava Copa Oro ganada por la selección mexicana, quinta conseguida al derrotar a Estados Unidos en la final.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

...

Notas Relacionadas