¿Cómo puedo rescatar mi récord crediticio? Gisella Canales te dice cómo

Estas son algunas recomendaciones en torno a cómo tener un excelente récord crediticio, o cómo limpiarlo en caso de sobreendeudamiento

HOY

Una vez que hubo incumplimiento en algún crédito, salta la duda sobre cómo “limpiar” o “rescatar” el récord crediticio. Hoy se lo aclaramos y le damos algunas recomendaciones para que recupere ese activo personal que debe proteger. Algo que debe conocer es que las personas con créditos en Nicaragua se clasifican en cinco categorías, en dependencia del número de días de mora que tienen: A, B, C, D y E.

Las instituciones financieras calculan las categorías de riesgo con base en la Norma de Riesgo Crediticio. Dichas categorías son reportadas mensualmente a la Superintendencia de Bancos y Otras Instituciones Financieras (Siboif) y se calculan según el comportamiento de cada cliente. En caso que un usuario tenga más de un crédito en mora, se toma el de mayor atraso para determinar la clasificación.

Adicionalmente a la categoría regulatoria, cada institución financiera fija a cada cliente un puntaje interno independiente, lo que afecta o beneficia al usuario para futuras ofertas de crédito. Además de esas dos clasificaciones, recordemos que las instituciones financieras reportan el comportamiento de sus clientes en mora a las centrales de riesgo privadas –también conocidas como burós de crédito–, las que también asignan un puntaje crediticio a cada usuario.

A partir de 30 días de mora se pierde la categoría A y pasa a categoría B. Para volver a ser cliente A, se debe mantener todos los créditos con menos de 30 días mora. Sin embargo, aunque tenga solo uno o dos días mora (tal vez se te olvidó la fecha de pago o tuvo algún inconveniente), eso sí puede incidir en su puntaje interno de la institución financiera, aunque no afecte su categoría ante la Siboif.

INTERESANTE

¿Cómo vuelvo a ser categoría A?

Si lleva algunos días de atraso, lo importante es pagar de inmediato para que al cierre de mes pueda recuperar la categoría A, pero debe hacerlo con todos sus créditos, en caso de tener más de uno.

Y si uno de sus créditos –por muy pequeño que sea el saldo– tiene más de 30 días de atraso, tenga por hecho que le va a afectar. En el caso que su atraso sea de más de 30 días y por alguna causa pueda extenderse por más tiempo (como la pérdida de empleo o cierre de negocio), una opción es reestructurar sus créditos, ajustando el plazo, cuota y hasta la tasa, en dependencia de la nueva disponibilidad de ingresos.

La reestructuración obliga a clasificar al usuario con la categoría C (como mínimo), pero la buena noticia es que, si bajo las nuevas condiciones de pago se mantiene al día durante seis meses consecutivos, puede recuperar la categoría A. Por tanto, si está en esa situación, lo más prudente es acercarse a la institución financiera a través de cualquiera de sus centros de atención al cliente, para que lo transfieran con asesores que puedan orientar las opciones, según su caso, pues si no lo hace podría afectar su futuro al restringirle el acceso a financiamiento y hasta cerrarle oportunidades laborales, pues cada vez más empresas prestan especial atención al récord crediticio antes de hacer contrataciones.

Otras recomendaciones y abordajes temáticos de la educadora financiera  Gisella Canales (No deje de verles), visite su página:  Dele Peso a sus pesos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

...

Notas Relacionadas