Acoso y amenazas contra Tomás Maldonado, expreso político de Carazo

“Cuando mi esposo sale, lo amenaza, incluso se toca la pistola y le dice venite pues”, expuso doña Julia ayer ante la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH)

Tomás Maldonado, amenazas, asedio, vigilante, poder judicial, Nicaragua, crisis

Julia Bermúdez (de blusa negra) llegó a poner denuncia a la CPDH por las amenazas que recibe su esposo Tomás Maldonado. Le acompaña la abogada Carla Sequeira de la CPDH. HOY / Cortesía

HOY

Asedio y amenazas fue la denuncia que puso ayer Julia Bermúdez, esposa del ex preso político Tomás Maldonado, quien habita en Jinotepe, Carazo.

Bermúdez expuso que su casa está ubicada contiguo al poder judicial de ese municipio y que un trabajador de esa institución amenaza de muerte a Maldonado.

“Cuando mi esposo sale, lo amenaza, incluso se toca la pistola y le dice venite pues”, expuso doña Julia ayer ante la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH).

Agregó que el trabajador del poder judicial está pendiente de quién entra o sale de la casa del exreo político liberado recientemente.

“El cuatro de junio mi esposo salió a la puerta y este señor comenzó a gritarle y con otro motorizado que es paramilitar, en esa ocasión estaba afuera y me ofendieron me dijeron que me saliera y tocándose la pistola. En esa ocasión se paró en la esquina de nuestra casa y me dijo a mi, solo estoy esperando que salga Tomás Maldonado para matarlo”, dijo la esposa del expreso político.

Agregó que es un acoso constante contra la familia y responsabilizó al vigilante al cual identificó como Juan Sánchez, originario de Diriamba, de cualquier cosa que le pase al excarcelado político.  Expuso que parece que para eso le pagan, para vigilar y asediar a los familiares de Tomás Maldonado.

La abogada Carla Sequeira, de la CPDH, indicó que recibieron la denuncia de Bermúdez y agregó que el asedio es una constante en contra de todos expresos políticos.

“Nosotros como CPDH vamos a exponer el recurso de exhibición por amenazas que corresponde en este caso para que sea el juzgado  el que tenga que dirimir acerca de la situación que esta viviendo el señor Tomás Maldonado junto con toda su familia”, dijo la abogada.

Maldonado es un mayor en retiro del Ejército de Nicaragua, de 64 años y fue secuestrado por paramilitares y policías el jueves 2 de agosto, pero hasta 22 días después fue presentado como terrorista. Es pastor evangélico y su “pecado” fue orar por los autoconvocados de los tranques de Carazo, ciudad en la que vivía junto a su familia.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

...

Notas Relacionadas