Turbas llegan y destruyen parte del portón del excarcelado Byron Estrada

El asedio es constante contra varios excarcelados y dirigentes estudiantiles

Byron Corea, casa, sandinistas, destrucción, asedio, policial

Con piedras destruyeron parte del portón de la casa. HOY / Cortesía

HOY

Byron Corea, uno de los líderes estudiantiles que fue liberado el pasado 12 de junio, no ha tenido descanso debido a que civiles armados en moto y policías mantienen un constante asedio a su casa, ubicada en León.

Este asedio se incrementó la noche del martes, cuando unos motorizados encapuchados agarraron a patadas el portón de su casa. “Rompieron la parte frontal de un portón machimbrado que tenemos, empezaron a destruir con piedras, patadas, además gritaban los vamos a matar, los vamos a matar”, denunció el joven.

Agregó que no han abandonado la vivienda, pues no tienen otro lugar donde vivir y sí se van, están seguros de que los paramilitares se la tomarán.

Esta situación también la enfrentan Nahiroby Olivas y Sergio Midence, de León. Olivas expresó que alrededor de nueve motorizados llegaron la noche de este martes a la casa de su mamá, ubicada en León, para patear los portones de la vivienda, como una manera de intimidar a los excarcelados.

“Siempre pasan (los motorizados), pero ayer fue como peor porque se pusieron a golpear los portones del garaje, impactaban la moto con el portón como intentando abrir, fue una mayor amenaza ayer”, dijo el líder estudiantil.

Estrada expuso además que en la casa funciona una pulpería, la cual está en la quiebra ya que no llegan a comprar por miedo a que los echen presos.

Interpone denuncia

Flor Ramírez, la señora del huipil, denunció que luego de sufrir asedio policial ahora la quieren acusar de tráfico de drogas, ante su participación en las protestas. “La Policía está queriendo incriminarme con asunto de drogas y ni siquiera la conozco, quiero denunciar por si algo sucede en contra de mi vida y familia por los acechos”, dijo Ramírez.

HOY / Lidia López

“Alguien me está acusando de ser líderes de los jóvenes que estuvieron en la Catedral pero nosotros no tenemos liderazgo, nosotros solo queremos demostrar que el pueblo está unido. La policía está queriendo incriminarme con asunto de drogas y ni siquiera la conozco, quiero denunciar por si algo sucede en contra de mi vida y familia por los acechos”, dijo Ramírez.

...

Notas Relacionadas