Magistrados del TAM ordenan apresar a pareja por estafa millonaria

La pareja estuvo en libertad, incluso, cuando un juez los sentenció, pero cuando llegaron a la etapa de apelación los magistrados ordenaron la prisión para los estafadores

Magistrados del TAM aplicaron la prisión a la pareja, que gozaba de libertad tras ser sentenciados por el juez Carlos Silva Pedroza. HOY/Archivo

HOY

Cuando el juez Cuarto Distrito Penal de Juicio de Managua, Carlos Silva Pedroza, condenó en 2018 a Roberto Vidal Espinoza a 7 años y 9 meses de cárcel y a su pareja Rosa Icela Martínez Vanegas a 6 años y medio por los delitos de estafa agravada y gestión abusiva. El judicial les mantuvo la libertad con el argumento de que estos siempre se han presentado a las audiencias a las que han sido citados a lo largo de cuatro años que había durado el proceso.

Sin embargo, la Sala Penal Uno del Tribunal de Apelaciones de Managua (TAM) le dio un duro golpe a la pareja, pues les mantuvo las condenas, pero además los magistrados ordena la prisión para Roberto Espinoza y Rosa Icela Martínez.

Monto millonario

La pareja fue sentenciada por la estafa agravada en perjuicio de la Fundación BPN Suiza (Business Professional Network) y el organismo estadounidense Partners Worldwide INC, por un monto de más de 935 mil dólares.

El caso de la pareja llegó en abril de este año ante el TAM y Espinoza expresó a los magistrados que “todo lo que dicen los abogados de la parte acusadora es falso” y agregó: “nunca me han permitido presentar mis pruebas”.

Por su parte, Rosa Icela Martínez dijo a los magistrados que ella era inocente.

La Fiscalía y los abogados de las entidades afectadas botaron los argumentos de la defensa.

A sus cuentas personales

La Fiscalía y los abogados de las organizaciones afectadas aseguraron ante los magistrados que las entidades perjudicadas, entre 2005 y 2011, transfirieron el dinero para préstamos a microempresarios nicaragüenses, pero la pareja de sentenciados desviaba el dinero a sus cuentas personales.

...

Notas Relacionadas